14 detenidos y 135 kilos de cocaina inacutados en una operación contra el tráfico de drogas

La red operaba en Madrid y Valencia

madrid

| 10.06.2011 - 10:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional y la Guardia Civil ha desarticulado una organización dedicada a la introducción, transporte, almacenaje y distribución de estupefacientes que operaba a nivel internacional con la detención de 14 personas, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes se han incautado de 135 kilogramos de cocaína y 490.000 euros en efectivo. La red operaba desde Madrid y Valencia y, según la Policía, contaba con una "gran infraestructura material y humana" para realizar las operaciones y evitar posibles investigaciones, transportando la droga y el dinero en vehículos con habitáculos secretos en su parte trasera para ocultar la mercancía.

La operación se inició el pasado mes de diciembre en la madrileña localidad de Parla, cuando agentes de la Policía Local acudían a una llamada en una nave industrial y localizaban en su interior 500 kilos de cocaína.

La posterior investigación, llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de Parla y de la UDYCO de Madrid, permitía el arresto de tres individuos y la incautación de varios vehículos, uno de ellos con dobles fondos ocultos, así como numerosa documentación.

El análisis de todos los efectos recuperados y de la información obtenida constató a los agentes que se encontraban ante una red dedicada al tráfico de cocaína que se encargaba de la introducción, transporte, almacenaje y distribución por España y Europa del estupefaciente.

La investigación iniciada la Policía Nacional se cruzó con otra que llevaba a cabo la Guardia Civil. El equipo de Policía Judicial de Arroyomolinos seguía al mismo grupo delictivo por lo que, desde ese momento, la operación se realizó de forma coordinada y conjunta entre ambos cuerpos.

"PERFECTAMENTE ORGANIZADOS Y JERARQUIZADOS"

Los agentes de ambos cuerpos policiales constataron que se encontraban ante una red de varias personas de distintas nacionalidades, "perfectamente organizados y jerarquizados", según valoraciones de la Policía. Así, cada miembro tenía muy definido el papel a desempeñar dentro de la red; desde los líderes, hasta los encargados de la distribución a pequeña escala. Uno de los arrestados se encargaba de asesorar al resto de la red para evitar las posibles investigaciones o averiguar si existía alguna en marcha.

Los agentes tuvieron conocimiento de que el grupo estaba a punto de realizar el transporte de un importante cargamento de droga. El día 5 del pasado mes uno de los miembros de la organización partía desde Alicante con destino a Madrid a bordo de un vehículo preparado para ocultar la droga.

Para evitarlo, los agentes establecieron un "complejo" dispositivo de seguimiento a lo largo de toda la A-3, que daba sus frutos a pocos kilómetros de Madrid. Tras 350 kilómetros de seguimiento, los investigadores daban el alto al vehículo a la altura de Fuentidueña del Tajo.

La actuación del Servicio Cinológico de la Guardia Civil indicaba a los agentes que el turismo transportaba alguna sustancia en su parte inferior. Una inspección más exhaustiva llevada a cabo por el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la Policía Nacional llevó hasta la sustancia.

La droga se encontraba alojada en un habitáculo secreto al que se accedía desde el interior de la parte trasera y para lo que era necesario desmontar los asientos y otros elementos del vehículo. En total, se localizaron 135 'ladrillos' de cocaína, con un peso bruto aproximado de 1 kilogramo cada uno de ellos, con la consecuente detención del conductor.

REGISTROS EN MADRID Y VALENCIA

Ese mismo día se activó el resto del operativo. De forma simultánea, los agentes realizaron catorce entradas y registro en diferentes domicilios de Madrid y Valencia y se logró el arresto de los otros trece miembros de la organización.

En los registros se han intervenido 490.000 euros, multitud de teléfonos móviles y tarjetas y soportes SIM, diez ordenadores portátiles, diversa documentación falsificada y usurpada, una decena vehículos y varios utensilios para el corte de la droga y su envasado en grandes cantidades o en monodosis.

La operación ha sido desarrollada por el Grupo XV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid y el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arroyomolinos, con la colaboración de la Unidad Regional Operativa de la DAVA de la Guardia Civil de Madrid y la Policía Local de Parla.