“Centro de Día Infantil”, un dispositivo fundamental para las familias con menos recursos

Más de 2,6 millones para los 26 centros que atienden a menores al salir del colegio

(Archivo)

madrid

| 12.07.2013 - Actualizado: 17:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid ha aprobado la suscripción de un convenio con Cruz Roja Española-Asamblea de Madrid para seguir desarrollando el programa denominado “Centro de Día Infantil”, un dispositivo fundamental para las familias con menos recursos que no pueden cuidar a sus hijos cuando termina la jornada escolar.

El coste total del programa para este año es de 2.645.987 euros, de los que 2.273.551 euros los financia el Ayuntamiento de la capital.

Son 26 los centros de día infantil en Madrid que participan en este proyecto. Atienden a los menores de 16.00 a 20.00 horas en los días lectivos, y en vacaciones también son atendidos en las “escuela alternativas” de 09.00 a 14.00 horas.

Durante la duración del programa, una misma plaza puede ser ocupada por más de un menor en distintos periodos de tiempo. En 2012 se beneficiaron de la atención en estos centros 1.614 menores, ayudando a la conciliación de 1.148 familias.

El Gobierno de la Ciudad promueve y financia este tipo de programas, y no solo por el hecho de que facilita la conciliación familiar, sino también porque evita los factores de riesgo que conlleva la ausencia en el hogar de los padres y tutores que no pueden hacerse cargo de sus hijos ni tiene medios suficientes para contratar una ayuda.

En este sentido, el Ayuntamiento colabora desde 1993 con distintas entidades, mediante convenios cuyo denominador común es el apoyo a los menores, especialmente los de las familias más desfavorecidas.

En los centros de día infantiles los niños desarrollan aquellas actividades que realizarían en sus casas al salir del colegio si estuvieran con sus padres: merendar, hacer los deberes, estudiar, consultar las dudas que les surjan y jugar. Además, los profesionales responsables de estos recursos trasladan del colegio al centro a aquellos menores que lo requieran.