Aquellas nocheviejas sin televisión...

Aquellas nocheviejas sin televisión...

Cada 31 de diciembre el protagonista es el reloj más famoso de España, el de la Puerta del Sol. El reloj marca las doce, mientras comemos doce uvas acompañadas de doce campanadas.

La tradición española que se repite cada año, según una leyenda, proviene de 1882. La alta burguesía venía tiempo comiendo uvas en esta fecha brindando con champange. Como respuesta satírica y burlesca hacia esta clase social alta, un grupo de madrileños acudió a la Puerta del Sol mientras tomaban uvas.

La primera retransmisión de las campanadas a través de la televisión se remonta a 1962. Anteriormente, su sonido había llegado a muchos hogares españoles a través de la radio. Pero, ¿cómo eran las nocheviejas anteriores a esta época?