Casi uno de cada tres niños madrileños vive en riesgo de exclusión, según Unicef

La Comunidad de Madrid es la región con mayor desigualdad infantil de toda España, según el informe 'Los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en la Comunidad de Madrid. Agena 2030' que ha realizado Unicef en colaboración con la fundación Tomillo y que ha presentado hoy para proponer un pacto autonómico para crear una prestación por hijo a cargo de 1.200 euros, empezando por las familias más vulnerables.

Este primer informe de Unicef Comité Madrid sobre la situación de la infancia en la región realiza un análisis de la situación de los niños y niñas que viven en Madrid en materia de pobreza, desigualdad, educación, protección y cooperación al desarrollo. La metodología empleada utiliza los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, no sólo para analizar la situación actual de los niños de Madrid, sino para proponer metas a corto y medio plazo que sirvan de orientación para las políticas autonómicas.

El informe ha sido presentado por el presidente de Unicef Comité de Madrid, Manuel López de Miguel; el coordinador de Unicef Madrid, Ignacio Martínez; y el director de Unicef Comité Español, Javier Martos. Al acto también han acudido diputados de la Asamblea de Madrid, de Podemos, Isabel Serra; de Ciudadanos, Alberto Reyero y la socialista Carla Antonelli.

A LA CABEZA DE LA DESIGUALDAD INFANTIL EN ESPAÑA

Según ha explicado el coordinador de Unicef Madrid, el informe analiza el riesgo de pobreza y exclusión (Arope) en el que vive el 29 por ciento de los niños en Madrid (343.948). En lo que respecta al indicador de desigualdad, la Comunidad de Madrid registra un 10,2, lo que significa que el 20 por ciento de los niños más ricos tiene 10 veces más recursos económicos que el 20 por ciento de los niños más pobres.

Este indicador "sitúa a la región a la cabeza de la desigualdad infantil en España", ya que tan sólo está equiparada con la comunidad canaria, y dos puntos por encima de la media nacional.

En el ámbito de protección, de los más de 4.000 niños en acogimiento en Madrid, cerca del 40 por ciento se encuentran en un centro de protección, mientras que más del 60 por ciento viven acogidos por familias.

LOS ALUMNOS MADRILEÑOS LOS MAS ESTRESADOS POR LOS DEBERES

En el ámbito educativo, en Madrid, la tasa de escolarización infantil de 0 a 2 años se sitúa en torno al 43,7 por ciento, la segunda más alta del país, detrás del País Vasco.

Casi tres de cada diez alumnos madrileños (un 29,6 %) han afirmado que se sienten "agobiados o estresados" por el trabajo escolar, lo que sitúa a la región como la peor de todo el país en este aspecto.

Con respecto a la tasa de abandono escolar, Madrid se encuentra 5 puntos por debajo de la media nacional, con un 14'6 por ciento.

Unicef ha subrayado que la Comunidad de Madrid es la que menos invierte en toda España en educación no universitaria, un 67,4 % del total de su inversión, que es también la más baja con un 2,25 % de su PIB regional, muy por debajo del 4,34 % del PIB nacional que dedica el Ministerio de Educación.

En este sentido, Madrid gasta un 30,1 % de su presupuesto educativo para los niveles de infantil y primaria, siendo la sexta que menos le dedica, y un 27,3 % en secundaria, donde es la que menos invierte entre todas las comunidades autónomas.

El gasto medio por alumno no universitario de la Comunidad de Madrid se encuentra en los 3.857 euros, lo que supone un retroceso del 22% desde el 2009, año en el que se invirtió la cuantía media más alta desde que se tienen datos al respecto, con 4.931 euros por alumno.

La agencia de la ONU también ha puntualizado que la Comunidad de Madrid ha reducido en casi un tercio la cuantía de las becas a enseñanzas obligatorias, infantil y educación especial desde el año 2010, siendo este descenso más acusado en educación infantil, donde se contrajo a menos de la mitad en cinco años, entre 2010 y 2015. Asimismo, el número de ayudas de comedor entre los cursos 2009-2010 y 2013-2014 se redujo en la región en un 63 %, lo que ha contrastado con los incrementos del 41 y del 25 % de Aragón y la Comunidad Valenciana, respectivamente.

Además, el estudio del organismo de la ONU ha reflejado que más de un cuarto del alumnado madrileño siente que sus compañeros no le aceptan en clase, por lo que se sitúa como la cuarta comunidad con peores resultados en esta materia, por encima de la media nacional -del 24,8 %-.

Por todo ello, Unicef ha instado a la Comunidad de Madrid a que garantice la "suficiencia y estabilidad de los recursos económicos del sistema educativo" para lograr, de este modo, un mayor desarrollo "equitativo y sostenible" para el conjunto del alumnado.

PACTO AUTONOMICO POR LA INFANCIA

"Los datos hablan por sí solos. Es fundamental un Pacto Autonómico por la Infancia para blindar los derechos de niños y jóvenes en la Comunidad de Madrid, especialmente de los más vulnerables a quienes el riesgo de pobreza y exclusión dificulta sobremanera la posibilidad de una vida digna", ha sostenido el presidente de Unicef Madrid.

Asimismo, el Pacto que proponen para mejorar la situación de la infancia en la Comunidad debe recoger la lucha contra la pobreza infantil y por la inclusión social de la infancia, a través de la adopción de medidas específicas como la creación de una prestación por hijo a cargo de 1.200 euros al año, empezando por las familias más vulnerables.

Además, han recomendado garantizar un sistema educativo inclusivo y de calidad, a través de un acuerdo social "amplio" que dé estabilidad al sistema educativo y permita aumentar la inversión pública en educación hasta recuperar en 2020 la inversión media por alumno en la educación pública del año 2009, y alcanzar en 2030 la inversión del 7 por ciento del PIB autonómico.

También, han visto necesario reforzar el sistema de protección de los niños más vulnerables, a través de la promoción del acogimiento familiar, el fortalecimiento del enfoque preventivo y la dotación de recursos adecuados y suficientes para garantizar que los niños reciben la atención que necesitan, cuando tienen necesidades especiales.

Por último, han señalado que sería recomendable garantizar una política autonómica "sólida" de cooperación al desarrollo, que incremente la inversión de fondos de Ayuda Oficial Directa (AOD) de manera sostenida y previsible, hasta alcanzar el 0,25 por ciento del presupuesto autonómico en 2020 y el 0,7 por ciento en 2030.

"La acogida es bastante buena, en España ya hay 15 pactos autonómicos y esperamos que este informe sirva de impulso para conseguirlo. Nos vamos a poner a trabajar a partir de mañana con ellos - diputados de la Asamblea de Madrid-- cuando quieran", ha indicado el coordinador de Unicef de Madrid.

En esta línea, Martos ha instado a los diputados asistentes a hacer política entendiendo la política "como la transformación". "Las relaciones entre niños y adultos deben cambiar y este tipo de informes nos interpela a todos y en otras facetas esenciales para una mejora de las condiciones de vida de todos, no sólo de los niños", ha aseverado el presidente de Unicef.

"LA SITUACION NO ES DE COLOR DE ROSA"

En declaraciones a Europa Press, la diputada socialista Carla Antonelli ha indicado que el informe es "muy interesante" y ha lamentado que no haya acudido a la presentación del mismo "ningún representante de la Comunidad de Madrid", para que hubieran visto que la situación "no es tan de color de rosa".

El parlamentario de Ciudadanos Alberto Reyero ha señalado que este informe es "muy detallado" sobre la situación de la Comunidad, y les sirve como "una herramienta muy interesante para poder trabajar" en distintas líneas que les pueden orientar.

Por último, la diputada de Podemos Isabel Serra ha remarcado que el informe "plantea una serie de objetivos necesarios en una de las comunidades con mas riesgos de pobreza, Madrid, que, a su parecer, "no tiene recursos para salir adelante de esta situación".