El niño desaparecido dos días "estaba jugando a la Play en casa de un amigo"

desaparecido470_daniel_alcobendas
desaparecido470_daniel_alcobendas |Archivo

El niño de diez años que ha estado desaparecido durante dos días ha declarado hoy a los medios que no se había dado cuenta de lo que pasaba porque se lo estaba "pasando muy bien" jugando a la PlayStation en casa de un amigo, vecino suyo de Alcobendas.

El pequeño Daniel, entre preocupado por el disgusto que había dado a su madre y abrumado por la presencia de la Policía y los periodistas, ha explicado que el pasado día 2 se había encontrado por la calle con su amigo, que es compañero de judo, y decidió irse con él a jugar a su casa "porque tiene muchos juguetes" y en su casa no le dejan pasar tiempo con la Play. "No me he dado cuenta porque me lo estaba pasando muy bien", ha afirmado Daniel, que en este tiempo ha dicho estar jugando "a la Play, al bingo y a otras cosas", aunque en teoría le había dicho a su madre que iba a casa de su abuela.

En la mañana de este viernes, la madre del otro niño, después de que su novio le alertara de que había visto que por la red social Facebook se estaba buscando a Daniel, decidió llevarlo hasta la puerta de su casa, muy próxima al lugar donde ha pasado estos dos días.

El menor ha relatado que nada más salir ha visto un cartel en el que se alertaba de su desaparición con su fotografía colgado en una farola, y se ha encontrado con varios medios de comunicación al llegar a su casa.

La madre de Daniel, Adelaida, que es viuda y tiene otro hijo de 16 años, ha confesado que lleva dos días sin dormir porque no sabía qué podía haber ocurrido, ya que su hijo "tiene sus actividades y no es de quedarse en casa de nadie", y ha reprochado a la madre del otro menor que no le haya comentado que estaba en su domicilio. "No entiendo cómo una madre tiene a un niño en su casa y no avisa a sus padres", ha dicho, convencida de que si su hijo ha aparecido ahora ha sido por la presión de los medios de comunicación, que dieron la noticia de su desaparición.

La madre del menor ha informado de que nada más desaparecer su hijo llamó al hospital Infanta Sofía, de San Sebastián de los Reyes, y después a la Policía. Ahora, aliviada por la noticia, que considera "un regalo de Reyes", ha dicho que irá a la comisaría con la denuncia para que la Policía "decida lo que tiene que hacer".

Adelaida ha señalado que es "una retención y eso es ilegal aunque lo hayan hecho sin querer". Asimismo, ha explicado que le parece una "imprudencia" y ha manifestado que "tendrán que reflexionar sobre ello".

Preguntada por si piensa contactar con la otra madre para conocer por qué mantuvo dos días a su hijo en casa, ha señalado que no se plantea nada, "si acaso dejarlo como está", ha puntualizado. No obstante, ha señalado que ella no va "por ahí cogiendo niños". Adelaida ha insistido en que podrían haberle llevado el niño a casa aunque no tuvieran su teléfono. Ahora deja el caso en manos del Grupo de Menores de Alcobendas (GRUME), que continuará con la investigación.