Los nervios de acero de los conductores de los autobuses de la EMT

La EMT transportó el año pasado cerca de 428 millones de usuarios, un 0,16% menos que el año anterior y la linea más utilizada ha sido la 34, que une Cibeles y Águilas, con más de 8 millones de viajeros.

Siguiendo con la serie para conocer a las personas que nos transportan por Madrid, nos hemos subido al autobús, para conocer de cerca cómo es el trabajo de un conductor de la EMT. Un trabajo para el que hay que poseer nervios de acero para circular por las calles de la capital que siempre, y no sólo en las horas punta, tienen un tráfico complicado. Aunque, y como muchos conductores señalan están acostumbrados "a ver de todo".

Eso es precisamente lo que nos comenta el conductor Gumer, que trabaja en la línea 34. Sus 18 años de experiencia le dejan una y mil anécdotas.