El 78% de los municipios incumple el convenio BESCAM según denuncia el Gobierno regional

El 78 por ciento de los 111 municipios que tienen suscrito un convenio con la Comunidad de Madrid para contar con las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM) incumple algunos de los criterios que se establecen para recibir las subvenciones, según ha señalado este jueves el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno, Salvador Victoria.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Victoria ha anunciado que el Ejecutivo autonómico ha aprobado este jueves una primera partida de 34,4 millones de euros para financiar durante el primer semestre del año los medios personales que incluyen retribuciones salariales y dotaciones unipersonales de los agentes presentes en las Brigadas de estos 111 municipios.

Esta partida, según ha explicado, se ha elaborado aplicando tres mecanismos objetivos de control con la finalidad de garantizar el estricto cumplimiento de los convenios, y tras el análisis con cada uno de los ayuntamientos firmantes, el 22 por ciento de estos ayuntamientos seguirán recibiendo la misma partida que hasta ahora porque cumplen con todos los requisitos.

En el caso contrario, se encuentra el resto (78 por ciento) que "en mayor o menor medida" incumplía alguno de los requisitos del convenio: demostrar que se dedican en exclusiva a la prevención de delitos, mantener la ratio de policía local por habitante que tenían en el momento en que se adherieron al proyecto y la homologación de las retribuciones básicas de los policías.

Según el primer criterio, cada ayuntamiento debe demostrar que sus agentes se dedican exclusivamente a la prevención de delitos y que tienen cubiertas todas las plazas BESCAM. Como consecuencia de la aplicación de este mecanismo, se han dejado de subvencionar en 33 municipios 82 puestos que estaban vacantes y por los que los ayuntamientos seguían recibiendo la correspondiente asignación presupuestaria.

El segundo criterio que se ha aplicado a los convenios es que los consistorios están obligados a mantener, durante la duración del mismo, con plantilla de policía municipal, el ratio de policía local por habitante que tenían en el momento en el que se adherieron al proyecto de seguridad regional. En este sentido, han sido 57 municipios los que han incumplido este criterio.

El último mecanismo se refiere a la homologación de las retribuciones básicas de los policías locales de la región que cuentan con un sueldo mensual bruto de 3.166 euros, al margen de horas extras y antigüedad.

En este sentido, había 15 municipios que estaban pagando entre 500 y 800 euros más de salario y por el contrario existían 13 que pagaban hasta 700 euros menos del salario establecido en el convenio. En este último caso se les ha deducido la diferencia.

Victoria ha asegurado que de esta manera se ajusta el "gasto efectivo al gasto real de las Brigadas", destacando que en aplicación de estos criterios el Ayuntamiento de Parla va a ser el más afectado puesto que verá reducida casi un 50 por ciento la aportación que venía recibiendo hasta ahora. Incumple el criterio de la ratio de policía local por habitante y a día de hoy cuenta con 35 policías menos de los que debería.

INCREMENTO DEL 46 POR CIENTO DEL PRESUPUESTO

Victoria ha explicado que en breve se publicará la orden donde quedan fijadas las cantidades que le corresponde a cada ayuntamiento después de que estos hayan podido presentar alegaciones tras conocer la aplicación de los criterios. Los que se mantienen en sus partidas no han recurrido la decisión mientras que, según fuentes regionales, la mayoría de los consistorios que han visto que su partida se reducía más de un 10 por ciento han presentado sus alegaciones.

El pasado mes de marzo, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció a los 111 municipios que integran el proyecto de seguridad regional el incremento de un 46 por ciento de la partida presupuestaria destinada a financiar las BESCAM.

Este aumento se traduce en 21 millones de euros que se suman a los 45 iniciales previstos en los presupuestos para 2013. De esa manera, se adaptará la inversión al gasto real generado del proyecto de seguridad, 66,7 millones.

Según Victoria, el Gobierno pretende establecer unos criterios comunes para todos los ayuntamientos, hacer cumplir estrictamente el convenio y seguir colaborando con ellos en la prevención del delito. En el mismo encuentro también se anunció que los ayuntamientos de la región podrán elevar del 25 por ciento al 50 por ciento la partida PRISMA destinada a pagar servicios básicos y de gastos de personal. Esto incluye a los agentes BESCAM.