Una mujer ciega denuncia agresiones por acceder con su perro guía a una tienda

Una mujer ciega residente en la ciudad de Madrid ha presentado una denuncia en la comisaría del barrio del Pilar tras haber sido golpeada repetidamente con un bate de beisbol cuando intentaba acceder a un comercio acompañada de su perro guía.

Los hechos ocurrieron en la tarde del miércoles, cuando María de las Viñas Iglesias intentaba entrar con su perro guía a una tienda de alimentación regentada por ciudadanos de origen asiático, donde pretendía comprar la merienda de su hijo.

"Mi hermana y yo acabábamos de recoger a mi hijo de 6 años de clase y entramos a una tienda de alimentación en la calle Arteijo. Allí un hombre con acento oriental me indicó que el perro no podía pasar y le expliqué que era perro guía y que la ley permite a estos perros la entrada a cualquier sitio", explicó a Servimedia la afectada.

En ese momento, a la vista de las discrepancias, tanto Iglesias como el regente del local decidieron llamar a la Policía para denunciar lo que estaba ocurriendo. "Al colgar, comencé a oir voces orientales de una mujer y noté algo que me golpeaba", detalló.

La acompañante de Iglesias tiró de su hermana ciega y de su hijo menor de edad hacia la calle, pero las dos siguieron recibiendo golpes. "Tenía miedo por mi hijo, pero al no ver no sabía cómo protegernos. Recibí golpes en los brazos, la cabeza y el pecho", subrayó.

CON UN BATE DE BEISBOL

La intervención de varios ciudadanos y la llegada rápida de la Policía hizo que la mujer asiática cesara las agresiones y entrara en la tienda. Más tarde, la agredida fue alertada de que la habían estado pegando con un bate de beisbol.

"Cuando todo paró yo estaba con un ataque de ansiedad, la Policía levantó su atestado, el Samur su parte de lesiones y a continuación fui a la comisaría del barrio del Pilar a poner la denuncia correspondiente", añadió esta afiliada a la ONCE.

Iglesias lamenta que "lo peor de todo" es que la mujer que le agredió continuó en la tienda y no fue trasladada a la comisaría por la Policía, a pesar de encontrar el arma escondida en el local. Iglesias sí tuvo que ir para poner la correspondiente denuncia junto a su hermana y su hijo.

Las dos mujeres recibieron golpes con el bate de beisbol. El perro, un labrador negro llamado Oreo, aparentemente no sufrió lesiones, entre otras cosas porque su dueña asegura que un ciudadano se interpuso entre el animal y la agresora mientras le gritaba "¡A él no le toques!".

El jueves, la agredida acudió a su puesto de trabajo en la Audiencia Provincial de Madrid, donde trabaja como estenotipista, y sufrió dos crisis de ansiedad por el trauma. La médico forense de empresa le hizo un "parte ampliatorio" y le mandó a casa.

"Todavía estoy en shock", aseguró a Servimedia. "Si no llega a estar mi hermana, tengo la sensación de que me hubiera matado allí dentro".

LA ONCE CONDENA LA AGRESIÓN

La ONCE condena la presunta agresión sufrida por una mujer ciega al entrar con su perro guía en una tienda de Madrid. La mujer, que trataba de acceder al establecimiento para comprar la merienda de su hijo, fue agredida con un bate de béisbol por otra mujer de origen asiático, que regentaba el local.

La ONCE espera y desea la pronta recuperación de María de las Viñas Iglesias, la mujer ciega que sufrió esta agresión, y recuerda que la normativa vigente reconoce el derecho de los usuarios a deambular y permanecer, acompañados de su perro guía, en transportes y lugares públicos o de uso público, como es el caso del establecimiento.

María fue agredida el pasado miércoles, en el madrileño barrio del Pilar, cuando intentaba entrar con su perro guía a una tienda de alimentación, regentada por ciudadanos de origen asiático para comprar la merienda de su hijo, que le acompañaba, y de su hermana. Un hombre con acento oriental le indicó que el perro no podía pasar. María trató de dar explicaciones sobre cómo la ley permite a estos perros la entrada a cualquier sitio.

Ante la negativa, llamó a la Policía para denunciar el caso. Y en ese momento María comenzó a ser agredida por una mujer asiática, presumiblemente de origen chino, armada con un bate. La agresión continuó en la calle, recibiendo golpes en brazos, cabeza y pecho.

La llegada de varios viandantes y de la Policía permitió que cesara la agresión. Tras ser atendida por los servicios de asistencia sanitaria, María presentó la correspondiente denuncia en comisaría. María es una persona ciega, que trabaja como estenotipista en la Audiencia Provincial de Madrid.

CAMPAÑAS DE SENSIBILIZACIÓN

Los perros guía facilitan a las personas ciegas una mayor movilidad, autonomía y seguridad, facilitándoles una mejor calidad de vida para su total integración dentro de la sociedad. En un entorno cada vez más complejo, la necesidad de moverse con independencia y seguridad obliga a las personas ciegas a apostar cada vez más por una solución ágil y fiable: el perro guía.

Para ello, estos animales, atesoran un esmerado adiestramiento que les convierte en el mejor instrumento de movilidad de una persona ciega y les otorga la misión de convertirse en los ojos de quien no puede ver. Por ello, la ONCE creó la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG) el 24 de septiembre de 1989, adoptando el modelo de las escuelas de perros guía europeas y norteamericanas.

La ONCE ha realizado varias campañas de concienciación en defensa de los derechos de las personas ciegas usuarias de perros guía.

Así, en el año 2009, en colaboración con la Federación Española de Hostelería (FEHR), se llevó a cabo la campaña “Colabora sin reservas”, con el objetivo de dar a conocer mejor y, por tanto impulsar, el derecho de los usuarios de perro guía a acceder a restaurantes, bares, cafeterías, hoteles y otros establecimientos del sector.

En esta campaña, se editaron 55.000 trípticos en castellano, catalán, gallego, euskera y también en chino para informar de su derecho de acceso.