La muerte por cáncer ha bajado un catorce por ciento en la región en 10 años

La muerte por cáncer ha bajado un catorce por ciento en la región en 10 años

La mortalidad por cáncer ha descendido un catorce por cien en la Comunidad de Madrid en los últimos diez años, período en el que dolencias como el cáncer de mama o el de colon han duplicado las cifras de supervivencia.

El dato lo ha ofrecido hoy el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, durante la visita a la Unidad de Cáncer Familiar del Hospital Universitario Ramón y Cajal.

Uno de los ejes para la mejora de los resultados en la lucha contra el cáncer es la prevención.

La Comunidad de Madrid desarrolla desde hace varios años un programa integral de detección y asesoramiento de cáncer familiar en los hospitales Clínico, 12 de Octubre y La Paz, al que en julio de 2010 se sumó el Ramón y Cajal.

En este último centro existe una unidad que ofrece atención médica especializada y asesoramiento a las personas que por sus antecedentes personales o familiares de cáncer puedan tener un riesgo incrementado de padecer esta enfermedad y que ha sido visitado por 371 personas.

Los tipos de cáncer más estudiados son: de mama y ovario hereditario, cáncer de colon y recto hereditario, poliposis adenomatosa familiar, neoplasias endocrinas múltiples, retinoblastoma hereditario, cáncer gástrico difuso hereditario y cáncer de páncreas familiar, entre otros.

Las personas estudiadas reciben información sobre las medidas de prevención y detección precoz del cáncer.

Los médicos, psicólogos, enfermeras y biólogos moleculares de la Unidad imparten docencia a los médicos residentes del Servicio de Oncología Médica y de Psicología, en el campo de Cáncer Familiar y Hereditario.

Por otra parte, Fernández-Lasquetty ha asegurado que el Hospital Universitario Ramón y Cajal está realizando distintas obras de mejora y renovación, entre las que destacan la zona de pediatría y radiodiagnóstico, por un importe cercano a los cuatro millones de euros.