Un bebé muere de un posible golpe de calor en el centro de Madrid

Un suceso desgraciado ha ocurrido en el intercambiador de la Puerta del Sol. Una niña de once meses ha fallecido tras sufrir una parada cardiorrespiratoria

Al parecer su madre ha pedido auxilio tras ver cómo la pequeña estaba vomitando y sufría convulsiones. Aunque todavía no se conocen las causas del fallecimiento no se descarta que la niña haya sufrido un golpe de calor.

La pequeña era trasladada rapidamente al hospital Niño Jesús, tras ser atendida por los efectivos del Samur que la han podido sacar por unos momentos de la parada cardiorrespiratoria. Aunque, los primeros en atender a la niña han sido unos policías municipales que se encontraban en la zona, tras la petición de ayuda de su madre desesperada por no saber qué le ocurria. En el traslado al hospital finalmente ha perdido la vida.

ALTAS TEMPERATURAS

Por otra parte, la Comunidad de Madrid mantiene el nivel de alerta 1, que aconseja precaución, ante las altas temperaturas que van a afectar a la Comunidad durante los próximos días, ya que se espera que el mercurio alcance los 38 grados.

El nivel de alerta 1 está por encima del nivel 0, que refleja una situación de normalidad, y el 2, que establece la alerta de alto riesgo.

Según el pronóstico del Área de Vigilancia de Riesgos Ambientales de la Consejería de Sanidad, hoy se alcanzarán los 35,3 grados en la Comunidad, mañana los 36 grados en Madrid y el jueves los 38, mientras que el viernes y el sábado las temperaturas bajarán a 37,3 y 35,3 grados.

Las altas temperaturas pueden suponer un riesgo para la salud, sobre todo en personas mayores, menores y enfermos crónicos, por lo que se recomienda cuidar la hidratación y minimizar la exposición al calor, fundamentalmente en las horas centrales del día, y no dejar a niños ni personas mayores en el interior de un vehículo cerrado.

La Comunidad aconseja, a los que se encuentren en casa, bajar las persianas, toldos, cortinas y ser prudente a la hora de utilizar el aire acondicionado.

Además, insta a beber líquidos en abundancia, hacer comidas ligeras como ensaladas, frutas, gazpachos y evitar tomar bebidas alcohólicas y con cafeína.

Si, por el contrario, el ciudadano se encuentra fuera del domicilio, aconseja permanecer a la sombra, en lugares frescos o climatizados el mayor tiempo posible, protegerse del sol y la piel con cremas con filtros solares y refrescarse.

Igualmente, aboga por el uso de ropa ligera, no apretada y de colores claros, protegerse con un sombrero, gorro o similares que cubra la cabeza, cara, orejas, sienes y parte posterior del cuello.

Según Cruz Roja, algunos de los efectos negativos que las altas temperaturas pueden tener sobre la salud son debilitamiento, fatiga, dolor de cabeza, escasez de apetito, insomnio o calambres.