Un montañero madrileño de 48 años, primera víctima mortal del año en Gredos

El montañero madrileño J.R.M., de 48 años, se ha convertido en la primera víctima mortal del año en la abulense sierra de Gredos, al precipitarse por un desnivel de más de 300 metros en el paraje conocido como Canales Oscuras, cuando descendía del Pico Almanzor.

Según han confirmado hoy fuentes del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de la Guardia Civil de la localidad de Arenas de San Pedro, el cuerpo sin vida fue rescatado ayer, si bien la desaparición de J.R.M. ocurrió la tarde del día anterior.

Se da la circunstancia que este accidente ha tenido lugar dentro del municipio de Candeleda, en la misma zona en la que el pasado marzo perdieron la vida tres montañeros, sólo un día después de que este mismo macizo se cobrara otras dos vidas.

Las mismas fuentes del EREIM ha explicado que el fallecido era un "habitual" del refugio "Elola", desde donde el 31 de diciembre se dio la voz de alerta a la Guardia Civil, al comprobar que J.R.M. no había retornado por la tarde noche, tras haber reservado la cena para pasar la Nochevieja.

Así lo ha manifestado a Efe el jefe interino del Grupo de Rescate Especial de Montaña (GREIM) de El Barco de Ávila, Álex Vicario, quien ha detallado que en la tarde del último día del año se trasladó a la zona para iniciar la búsqueda junto a otro compañero, José Félix Sánchez.

Desde que fue visto por última vez a las 14.00 horas del 31 de diciembre por otro montañero, no se volvió a tener noticia de J.R.M.; de ahí que desde el refugio se alertara de su ausencia y se pusiera en marcha el dispositivo de búsqueda.

Los dos miembros del GREIM iniciaron la ascensión en torno a las 22.45 y retornaron al refugio sobre la 01.45 de la madrugada del 1 de enero, para volver a iniciar los trabajos a primera hora de la mañana del primer día del año.

Sin embargo, la luz de un frontal les puso en guardia ante otro posible accidente en la zona del Circo de Gredos, tal y como se confirmó más tarde, con un joven montañero de 33 años, L.R.C., de nacionalidad rumana, herido tras precipitarse durante 150 y sufrir lesiones en clavícula y costillas, así como un traumatismo craneoencefálico.

Además, presentaba síntomas de hipotermia, al igual que sus dos hermanos, F.M.C. y D.L.C., de 29 y 30 años, respectivamente, que al parecer habían quedado paralizados por el "pánico", sin que pudieran moverse durante algo más de una hora.

La intervención para rescatar a los tres hermanos, vecinos de Madrid, hizo que el helicóptero de la Guardia Civil, tras repostar, se dirigiera hasta Arenas de San pedro, en la vertiente sur de Gredos, para recoger a dos miembros del EREIM que finalmente fueron los que hallaron al fallecido.

Según ha explicado uno de los efectivos que intervino en el rescate, su trabajo se vio dificultado por el color oscuro de la ropa del montañero fallecido, ya que esta circunstancia complica su localización a simple vista.

Aunque se desconocen las circunstancias del accidente mortal, los especialistas en montaña de la Guardia Civil consideran, con los datos provisionales de que disponen, que pudo deberse a un tropiezo cuando este montañero experto, y que se encontraba federado, descendía de la cumbre.

Han señalado además que J.R.M. llevaba la ropa y el material adecuado para la montaña en estas fechas, en las que el hielo, que por el día se suele ablandar con el sol, hace de Gredos una montaña "muy técnica".