Casi el 41% de los menores madrileños tienen exceso de peso

El 40,9% de los menores madrileños de entre 3 y 12 años presentan problemas de sobrepeso u obesidad frente al 0,8 por ciento que presentan bajo peso o delgadez, situación de exceso de peso que es más frecuente en los niños (18,7 por ciento) que en las niñas (12,7) , unido a que los menores cuyas familias tienen un nivel socioeconómico bajo presentan casi cinco veces más obesidad. Así lo recoge el estudio nutricional de la población infantil en Madrid, presentado este martes ante la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y los delegados Marta Higueras y Javier Barbero, un informe elaborado por Demométrica, encargado por Madrid Salud, a partir de un muestreo de 5.961 niños de 60 centros educativos públicos, privados y concertados entre los meses de junio y noviembre de 2016.

Este estudio, realizado con cuestionarios a familias y con mediciones en 5.961 escolares de 3 a 12 años en 60 centros de la capital entre junio y noviembre de 2016, descarta un problema de bajo peso en la población infantil de Madrid, que sólo sufren el 0,8%.

Por contra el 21,5 % de los niños tiene sobrepeso y un 15,8 % obesidad.

La obesidad es mayor en niños que en niñas (18 frente al 12%), se incrementa en el caso de no practicar actividad deportiva fuera del colegio, aumenta con la edad y con el bajo nivel económico de las familia, los de peor desarrollo económico tienen un riesgo cinco veces mayor de sufrir obesidad, según concluye este estudio.

Además, este problema contrasta con la percepción de las familias, ya que el 44,9 % de los padres de niños obesos piensan que éstos tienen un peso normal, un porcentaje que aumenta hasta el 80,5 % en el caso de los niños con sobrepeso.

La inseguridad alimentaria por causa económica afecta a 48.000 niños madrileños (18 de cada 100), un problema que es severo en el caso del 12,9 % de los escolares y que se da en mayor medida en familias con un progenitor o ambos desempleados, familias de origen inmigrante y en los distritos con un menor desarrollo (25,1 frente a 8,3 %).

En todos estos casos el riesgo de padecer obesidad aumenta, según ha explicado hoy José Manuel Olaya, director del estudio, en un acto de presentación en el Consistorio madrileño.

Además, este estudio, bajo el título "Estudio de la situación nutricional de la población infantil en la ciudad", ha detectado que la inseguridad alimentaria grave es más frecuente en centros públicos que en concertados (16,4 % respecto al 10,3 %).

Entre los factores para tener obesidad figuran además hábitos poco saludables como no desayunar -el 4% acude al colegio sin hacerlo-, mientras que el 71,7% come y sobre todo, cena, viendo la televisión. Sólo el 61,3 % de los niños madrileños realiza actividad deportiva fuera del horario escolar.

DÍA DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que la alimentación es un tema central y que los niños madrileños son el futuro de la ciudad y "si se alimentan mal serán menos felices y tendrán menos talento".

La regidora se ha referido al problema "cultural" detectado ya que hasta ahora los estudios se basaban en encuestas hechas a familias que no detectaban el problema y no entendían "la importancia de la alimentación ni el perjuicio de la obesidad", ha explicado.

El Ayuntamiento, ha añadido, tiene el "reto" de conquistar a los niños con alimentación saludable.

Para ello, Madrid celebrará un día de alimentación saludable que será un sábado, y también realizará actividades en 19 colegios de la ciudad (10 concertados y 9 públicos), situados en los distritos de Usera, Carabanchel, Villaverde y Puente de Vallecas.

En estos centros se buscará disminuir la obesidad detectando a las familias con inseguridad alimentaria, con prevención y también con el fomento de la alimentación saludable.

Además, la capital estudia poner en marcha una tarjeta, Madrid T-Alimenta, para que las familias con bajos ingresos puedan adquirir alimentos frescos (proteínas, frutas y verduras) en comercios generalistas, según ha hoy detallado la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras.

Todo ello se une a las actividades de fomento de vida saludable que ya realiza el Consistorio, con cursos de cambio de hábitos, cursos de cocina en mercados, aprendizaje para leer el etiquetado o talleres de desayunos saludables, para niños y de imagen corporal, para adolescentes.

En 2016, Madrid invirtió 5,5 millones de euros en ayudas alimentarias y dio comidas a domicilio a 55.000 menores, además de dar una ayuda complementaria a la que otorga la Comunidad de Madrid para el pago de comedores.