Los menores detenidos por acosar a compañera de clase en Pinto están en libertad

Los tres menores que han sido detenidos por insultar y vejar a una compañera de su instituto de Pinto (Madrid) están en libertad con cargos, imputados por un delito contra la integridad moral, han informado hoy fuentes de la investigación. Los tres chicos de 16 y 17 años han quedado en libertad tras haber sido arrestados por la Guardia Civil el pasado viernes y puestos a disposición de la Fiscalía de Menores. Están acusados de insultar y vejar a una compañera de clase en la localidad madrileña de Pinto a través de las redes sociales y en el instituto, con humillaciones hacia ella y su entorno familiar, ha informado esta mañana la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

La situación llegó a ser tan grave que la víctima abandonó el centro a consecuencia de los diferentes episodios de acoso a los que la exponían.

De hecho, la investigación se inició a finales de mayo pasado cuando los agentes supieron que una menor había abandonado el instituto por los insultos y vejaciones reiteradas que sufría por parte de varios compañeros de clase.

Ante la situación de especial vulnerabilidad de la menor se hizo cargo de la investigación el Equipo de Policía Judicial de Pinto que a través de diferentes testimonios de profesores y alumnos corroboró la existencia de numerosos episodios de humillación e insultos hacia la víctima a lo largo del curso escolar actual.

LOS COMPAÑEROS ASEGURAN QUE LA CHICA ACOSADA HABIA DENUNCIADO A TODA LA CLASE

Algunos de los compañeros de la menor que fue supuestamente acosada en el instituto Pablo Picasso en Pinto, así como de los tres detenidos por la Guardia Civil por la comisión de un delito contra la integridad moral, han asegurado que la joven habría denunciado a todos sus compañeros de clase por conocer las vejaciones y no actuar al respecto.

En declaraciones a los medios, varios de los miembros del centro han explicado que los supuestos abusos, producidos sólo "en este curso", habrían conllevado una denuncia a toda la clase por considerar "que la gente lo sabía y no se lo decía a los profesores".

"Ella dijo que la acosaban por 'Whats'app', nos ha acusado a toda la clase y nosotros no sabíamos nada", ha concretado otra compañera de la menor, asegurando que "sólo se lo contaba a una chica de clase". "Nosotros no sabíamos ni que la acosaban ni nada", ha reiterado.

Por su parte, los alumnos que salían del instituto han calificado a los supuestos acosadores detenidos en la mañana de este miércoles como "chavales majos, normales, que hacen bromas como todo el mundo", alegando que "se reían mucho de la chica pero poco más, no era nada exagerado". "Tampoco era 'bullying', ha valorado otra alumna.

Sin embargo, los menores han confirmado que los profesores reaccionaron "tarde" a la problemática planteada en el centro, comentando que "como cualquier profesor, no se lo toman en serio hasta que llega tal punto que viene la Guardia Civil". En esta línea, han expresado que el caso salido a la luz "viene de bastante más atrás", hasta que la joven "se cansó y decidió denunciar"

DOS INPECTORES DE EDUCACION DE LA COMUNIDAD INVESTIGAN LA ACTUACIÓN DEL CENTRO

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha enviado esta mañana dos inspectores educativos al instituto de Pinto. Los inspectores han acudido al centro Pablo Ruiz Picasso De Pinto tras conocer la detención de tres menores por la comisión de un delito contra la integridad moral, acusados de insultar y vejar a una compañera de clase en Pinto.

Desde Educación señalan que estos inspectores van a elaborar "cuanto antes" un informe exhaustivo sobre lo sucedido en el centro y una vez que el informe sea remitido a la Consejería, se tomarán las decisiones oportunas.

Los inspectores se van a centrar en mirar las actuaciones que ha tomado el centro y ver si se ha seguido el protocolo tras conocer los hechos y comunicado por escrito lo sucedido, tal y como establece el protocolo.

CONSEJOS PARA DETECTAR EL ACOSO

Desde la Guardia Civil recomiendan para detectar el acoso escolar estar atentos a los cambios en la conducta del niño, si se muestra más irritable, violento o con rabietas; o si presenta síntomas psicosomáticos, como dolores de estómago o de cabeza sin causa médica real.

También es sintomático si se resiste a ir al colegio, tiene verdadero miedo tras a volver las vacaciones, si nunca quiere hablar sobre su vida escolar, si tiene un bajón repentino de rendimiento, o empieza a perder o a aparecer con sus pertenencias escolares o personales rotas.