Los médicos convocan una huelga de tres días contra los ajustes

Sanidad
Sanidad |Sanidad

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), sindicato mayoritario en la región que rechaza los recortes decididos por el Gobierno de la Comunidad, ha anunciado hoy que los médicos harán huelga los días 26, 27 y 28 de junio.

Así lo ha anunciado en una rueda de prensa el secretario general de los médicos madrileños, Julián Ezquerra, quien ha asegurado que se trata de "la respuesta de este colectivo a la declaración de guerra" anunciada por Esperanza Aguirre en el Consejo de Gobierno del pasado día 7.

"Tal y como anunciamos la semana pasada, la Administración rompe unilateralmente con AMYTS. Teníamos la certeza de que algo estaba preparándose y se nos confirmó en la Mesa sectorial del 6 de junio. Sin previo aviso, acuerdo o, al menos, información, a los facultativos se nos imponen medidas más allá de las comunes para todos los empleados públicos", según Ezquerra.

Ezquerra ha citado con cifras los salarios anuales de Aguirre (108.720 euros), de consejeros (87.440,40 euros), viceconsejeros (84.589 euro), directores generales y asimilados (82,491,84 euros), que disponen de "dietas, coche oficial, conductor, secretarios particulares, asesores o personal de gabinete".

Unos cargos para los que son "inexistentes" los requisitos y para los cuales, ha dicho, "es suficiente la afinidad política. No hay requisitos de cualificación académica, ni se precisa superar oposiciones. Basta la confianza de quien te nombra, la "lealtad al partido" o la simple relación familiar o de amistad".

Ezquerra ha contrastado la situación de estos cargos con la profesión médica, para la que "hace falta estudiar seis años de carrera, superar el examen MIR, pasar 4-5 años de residente con sueldo 'mileurista' y agotadoras jornadas de trabajo, terminar con suerte trabajando con contratos eventuales hasta que a los 35-40 años consigues, si es que hay oposiciones, una plaza fija".

Según Ezquerra, un facultativo Especialista de Área (médico de hospital) cobra 59.800 euros anuales, con 3 guardias al mes de lunes a viernes y una de sábado o domingo (825 horas extras al año), mientras que un médico de Familia, pediatra o facultativo del SUMMA tiene un sueldo de 42.000 euros.

AMYTS también protesta porque el Gobierno regional suprime la exención de guardias a los médicos mayores de 55 años, acordada en 1997 y que establecía, para compensar la pérdida económica, unos módulos de actividad compensatoria.

"Ahora, después de quince años, la Señora Aguirre suprime este acuerdo y como muestra de su bondad nos deja la posibilidad de retomar las guardias en turnos diurnos de fines de semana. Esta humillación no tiene precedentes. Supone una 'pena adicional' de otros 10.800 euros", ha continuado.

Además, en los acuerdos de 2007 se establecía que "en Atención Primaria por ausencia de un facultativo, y dado que los demás se hacían cargo de la consulta íntegra del mismo, se abonara una cantidad en compensación del esfuerzo y mayor dedicación que esta situación representa para los médicos. Ahora también lo revocan", protestan desde AMYTS.

"La sanidad es un servicio básico para la población, y los médicos debemos ser garantes de la calidad y la prestación del servicio acorde con lo clínicamente correcto. Por ello, les exigimos que nos escuchen, que nos dejen participar de la organización, dirección y gestión de la Sanidad. Somos los profesionales, los que mejor la conocemos".

"La situación económica es crítica, pero el problema no lo hemos generado nosotros", ha dicho Ezxquerra, y ha agregado que "son los políticos y su incompetencia los que nos han llevado a esta situación".

"Ahora son ellos mismos los que deciden cómo sacarnos del problema que han creado y no lo hacen a sus expensas, se lo hacen pagar a los ciudadanos y de forma especial a sus empleados", ha dicho el secretario general de los médicos madrileños.

LASQUETTY ABIERTO AL DIÁLOGO

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha dicho que considera "un error" el anuncio de una huelga de médicos hecho hoy por el sindicato AMYTS para los días 26 a 28 de junio, y ha asegurado que está "abierto al diálogo". Lasquetty ha manifestado su "disposición a hablar en general de todo, pero muy en particular sobre la supresión de los módulos de trabajo para los médicos de más de 55 años que dejan de hacer guardias".

Tras reiterar su "máxima consideración y respeto por los médicos y el resto de los profesionales sanitarios", ha dicho que las medidas del Gobierno regional son "para todos los empleados públicos y resultan absolutamente ineludibles en estos momentos" para garantizar a la Comunidad la solvencia suficiente para seguir cubriendo los servicios en sanidad, educación y sociales.

"Creo que la convocatoria de la huelga es un error. Ya dijimos cuando reunimos a los sindicatos, antes de que estas medidas fueran aprobadas como proyecto de Ley en el Consejo de Gobierno la semana pasada, que estábamos dispuestos y abiertos al diálogo para su aplicación y para ver las fórmulas para llegar a una solución que fuera aceptable", ha continuado.

"En particular, estamos dispuestos a reconsiderar y evaluar mejor una de las medidas del proyecto de Ley que se refiere a los módulos de trabajo que están realizando los médicos de más de 55 años que dejan de hacer guardias. Estamos abiertos a reconsiderar y a matizar esta propuesta, dado que el proyecto de Ley está en una fase en que admite enmiendas en la Asamblea de Madrid", según el consejero. "Mantendremos conversaciones y queremos tener un diálogo con las entidades sindicales y particularmente en este caso con el sindicato de médicos", ha añadido.

Preguntado sobre la no contratación de eventuales para cubrir las bajas de los médicos, que se quejan de sobrecarga, Fernández-Lasquetty ha explicado que "cuando es necesario contratar a una persona para cubrir una suplencia de un médico o enfermera que va a ausentarse durante algo de tiempo, unas semanas, siempre se hace".

"Distinto es el caso de un médico que por enfermedad falta un día. Esto se había cubierto de manera normal por parte de los demás médicos hasta el año 2007, cuando se decide dar un compensación especial por ello, mediante unos acuerdos con los sindicatos, pero ahora la situación económica obliga a reconsiderar estos acuerdos", ha añadido.

Los profesionales sanitarios, que en su opinión y en la de la presidenta de la Comunidad hacen "un gran trabajo", tienen que ser conscientes de que "estamos en una crisis como no la ha conocido España en los últimos 70 años", ha apostillado.