Los madrileños ultiman las compras de la cena de Nochevieja en los mercados madrileños

mercado_20101231V0.wmv

Como viene siendo habitual decenas de personas han acudido este viernes al madrileño Mercado de Maravillas para ultimar las compras de la que va a ser la última cena de este año que termina, que viene marcado por la crisis económica.

Ramón Vara, propietario de un puesto de marisco del mercado, ha explicado que las ventas no están siendo las mismas que en Nochebuena, porque "la gente sale más a cenar en estas fiestas", así también ha señalado a la crisis como uno de los factores claves responsable de la caída de ventas de este año.

El tendero ha señalado que lo que más se vende este año es la pescadilla, "porque está más barata", y la lubina debido a su precio más asequible. Por su parte David López, que regenta una carnicería, ha aclarado que lo que más tienen hoy son encargos de clientes que ya habían hecho su pedido para la cena de esta noche, en la que el plato favorito suele ser el cordero o el solomillo. Afirma al igual que el tendero de la pescadería que el grueso de clientes se acerca al mercado a partir de las 11.00 horas.

La misma opinión comparte María José Arranz, frutera del Mercado Maravillas, que ha explicado que "el día se presenta bien". María José recalca que en Navidades aumentan las ventas principalmente de la uva y la piña que son los productos estrella en su tienda.

Así las cosas, la clientela también ha notado la crisis en su bolsillo, tal y como explica Pilar, una madrileña que ha acudido al mercado para hacer sus compras para la mesa. A su juicio la gente se espera hasta el final para realizar las compras de la cena de Nochevieja, lo que demuestra que se nota la crisis.

Los hay quienes acuden al mercado habitualmente como es el caso de Julián, otro cliente que se desplaza hoy también desde el barrio Tetuán para hacer sus compras en el mercado. En su opinión el Mercado Maravillas es el mejor y por eso no duda en acudir diariamente.

Sin embargo si que se ha quejado de la actual situación económica que es muy difícil hacer la compra en estas fechas con los 600 euros que cobra al mes.