Los niños madrileños sin recursos tendrán asegurada una comida al día este verano

Los niños sin recursos volverán a tener asegurada una comida al día. La Comunidad de Madrid destinára un millón de euros a los comedores escolares este verano 2018 una vez que finalicen las clases.

Se beneficiarán los niños de infantil y primaria de familias con escasos recursos. Serán los ayuntamientos los encargados de oganizar las actividades en los centros durante los meses de junio y julio. La apertura de los comedores en el periodo estival permite, según el consejero de Educación, Rafael van Grieken, conciliar vida laboral y familiar.

Los responsables de la consejería de Educación recuerdan que la condición para acceder a estos comedores escolares de verano es que los usuarios estén en situación socioeconómica desfavorecida.

Para poder beneficiarse de estas ayudas, es necesario estar escolarizado en segundo ciclo de Educación Infantil (3 a 6 años), en Eduación Primaria (6 a 12) o en Secundaria Obligatoria (12 a 16). Los escolares deberán haber disfrutado antes de la reducción o exención del precio del menú escolar -lo que ocurre a las familias beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción, las familias víctimas del terrorismo, los alumnos en acogimiento familiar, los hijos de víctimas de violencia de género o los alumnos que acrediten la condición de refugiados.