Los madrileños, con 95 euros, los que más gastarán en las rebajas de verano

Comercios grandes y pequeños han decidido que las conocidas tradicionalmente como rebajas de verano, a partir de hoy, comiencen con grandes descuentos para tentar al consumidor, sobre todo al indeciso por la situación económica, y poder vaciar las tiendas de los productos de temporada. Sectores comerciales calculan un aumento de facturación y alguna asociación de consumidores apunta un incremento del gasto, pero siempre por debajo de los cien euros por persona. Los madrileños gastarán una media de 95 euros en las rebajas de verano, cinco más que el pasado año y por encima de 2012 (75), 2011 (60) y 2010 (75), aunque por debajo de 2009 (105) y 2010 (115), según la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI).

"El atractivo de los precios será el principal estímulo de las ventas", sobre todo en productos textiles y de moda, según la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged).

Sin embargo, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ve la campaña con incertidumbre, pues descuentos de entre el 50 y el 70% desde hoy mismo son señal de que los comercios no han tenido un buen inicio de año y tratan de deshacerse de lo que no han podido vender antes, según comenta su portavoz, David Hurtado.

Recuerda que los comercios pueden aplicar descuentos libremente en cualquier momento del año, así que muchos, especialmente los pequeños, aprovechan ahora para unas "segundas rebajas".

Calcula que seguramente no habrá descenso de consumo respecto a otros años, pero las previsiones "no son especialmente optimistas".

Aunque haya consumidores que puedan sentir cierto aumento de sus posibilidades económicas, "todavía no tienen la confianza suficiente" para gastar como antes, aparte de la situación precaria de miles de hogares con parados y sin ingresos.

Recomienda aprovechar las rebajas para adquirir productos necesarios a un precio más razonable, sobre todo ropa y calzado.

UN 5% MAS DE GASTO QUE HACE UN AÑO

A su vez, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) ha calculado un aumento del gasto medio por persona de 72 a 76 euros, un 5 % más que hace un año, lo que confirmaría un repunte del consumo en esta época.

Madrid, Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana encabezarán el desembolso con una media superior a los 85 euros, frente a Canarias, Extremadura y Murcia (menos de 65 euros).

El comercio textil prevé facturar 2.700 millones de euros durante este período, un 3,5 % más que el año anterior, con lo que seguirá la recuperación de los últimos meses, según la asociación Acotex.

Las rebajas suponen más del 40 % de la facturación total anual del sector debido a la crisis.

Como es habitual, los grandes almacenes y superficies prefieren esperar a la fecha tradicional del 1 de julio para iniciar las rebajas de esta época.

Anged calcula que sus establecimientos registrarán hoy cuatro millones de vistas y buenos datos de afluencia de clientes y ventas en los primeros días, por ejemplo en las zonas de veraneo.

Los descuentos llegan ya hasta el 60 %, principalmente en productos textiles, con precios llamativos también en complementos, perfumería o electrónica.

Una de las empresas asociadas, El Corte Inglés, argumenta que el objetivo es hacer atractivas las rebajas desde el primer momento, que es cuando los clientes buscan las oportunidades más interesantes.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda redactar una lista sobre lo que se quiere comprar antes de salir de rebajas para evitar la adquisición de productos innecesarios.

En un comunicado, recuerda que se recortan los precios, pero nunca los derechos de los clientes.

Así, los productos deber haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

Los objetos rebajados deben mostrar el precio original junto al reducido, o bien indicar de forma clara el porcentaje del descuento.

Algunos establecimientos fijan unas condiciones especiales para las compras en rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta o las devoluciones).

Pueden hacerlo, pero esas condiciones deben indicarse expresamente. En caso de duda, es mejor preguntar al establecimiento.

El servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales que en período ordinario.

En caso de problemas, se aconseja pedir y rellenar una hoja de reclamaciones si no hay una solución amistosa con el establecimiento. Y en lo posible, elegir comercios adheridos al sistema arbitral de consumo, que ofrecen más garantías al comprador.