En libertad 17 personas detenidas en una operación contra el contrabando de tabaco

Agentes de la Policía Nacional ha desarticulado una red de contrabando de tabaco con la detención de un total de diecisiete personas, quienes se encuentran ya en libertad provisional por delitos de robo con fuerza, contrabando, falsedad documental y pertenencia a organización criminal, entre otros delitos.

Así lo ha detallado la delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en una rueda de prensa ofrecida junto al jefe Superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández Díez, el inspector jefe de la Policía Judicial de Madrid, Dionisio Martín, y el inspector jefe de la Brigada Provincial de Información, Ricardo Gabaldón.

Cifuentes ha especificado que entre los detenidos se encuentra el cabecilla del grupo, así como camioneros encargados de transportar la mercancía y propietarios de estancos de la capital. Todos ellos se encuentran ya en libertad provisional tras prestar declaración ante la autoridad judicial una vez puestos a disposición judicial.

Respecto a la libertad, la delegada del Gobierno en Madrid ha destacado que no le gusta que los delincuentes estén en la calle y más aún reincidentes. "El hecho de que haya reincidentes en la calle genera alarma social. Dictar las medidas cautelares corresponde al juez", ha subrayado la dirigente popular, quien confía en que el nuevo Código Penal facilite a los jueces más instrumentos para evitar que los reincidentes estén libres en la calle.

En cuanto al grupo delictivo, ha señalado que el 'modus operandi' de la banda consistía en almacenar la mercancía sustraída en naves del extrarradio de la capital y utilizar inhibidores de frecuencia para su custodia a la espera de su "colocación" en el mercado.Entre los arrestados se encuentran los camioneros encargados de transportar la mercancía, que simulaban ser víctimas de un robo, así como varios propietarios de estancos de la capital que adquirían el tabaco obtenido de forma ilícita a mitad de precio para venderlo a precio oficial. Han sido recuperadas 520.000 cajetillas de tabaco.

ROBOS SIMULADOS DE TRAILERS

Por su parte, el inspector jefe de la Policía Judicial ha detallado que la investigación comenzó a finales del 2011 cuando un camionero denunció la sustracción de un trailer cargado con tabaco. La víctima manifestó que varios individuos, a bordo de un vehículo todo terreno de gran cilindrada, le habían cerrado el paso para luego acceder a la cabina del conductor a punta de pistola.

Los asaltantes obligaron al transportista a trasladar el camión hasta una gasolinera donde lo introdujeron en el maletero de un vehículo, siendo liberado horas más tarde. El camión fue posteriormente recuperado sin la carga, en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid.

Tras numerosas gestiones, los agentes pudieron acreditar que la declaración del camionero era falsa y que los hechos no habían ocurrido como manifestó. En realidad, y a cambio de una importante suma de dinero, el transportista era uno de los presuntos autores del hecho, que había trasladado el camión presuntamente robado a una nave de un polígono de Alcorcón.

TABACO ROBADO "COLOCADO" EN EL MERCADO LEGAL

A partir de ese momento, los investigadores detectaron que se encontraban ante un grupo delincuencial perfectamente estructurado y dedicado al negocio ilegal del tabaco en Madrid. A la mercancía sustraída, y almacenada en polígonos del extrarradio de la capital, le daban salida a través de estancos y de máquinas expendedoras de tabaco.

La persona encargada de "colocar" la mercancía a la venta era Juan Manuel G. J. Este individuo se encargaba de la gestión, montaje y reparación de al menos 400 máquinas expendedoras de tabaco distribuidas en distintos establecimientos de la Comunidad de Madrid.

Gracias a su actividad profesional, Juan Manuel disponía de las naves e infraestructura suficiente para canalizar la distribución de tabaco procedente de los robos dando una apariencia legal. Asimismo, disponía de los contactos necesarios con estanqueros, a quienes vendía la mercancía a mitad de precio.

Durante la investigación, los agentes tuvieron conocimiento de otro robo a un camión de tabaco cometido a finales del año 2012. El transportista declaró a los policías que fue abordado en el puerto de Somosierra. Si bien, se pudo demostrar que realmente trasladó el camión en dirección a una nave de la localidad toledana de Yuncos. El robo se frustró cuando, al tratar de introducir el camión en la nave, colisionaron con otro vehículo y decidieron huir del lugar abandonando el camión cargado y arrancado.

Finalmente, los delincuentes cometieron el último de los robos el pasado 16 de abril. De nuevo, y en connivencia con el conductor, sustrajeron otro camión con más de 1.000 cartones de tabaco que trasladaron hasta un polígono de Ciempozuelos.

Una vez almacenada la mercancía, y protegida con inhibidores de frecuencia que dificultaban todo tipo de comunicación, la organización comenzó a buscar personas interesadas en la compra del tabaco. Juan Manuel trasladó 100 de esos cartones de tabaco hasta otra nave de Arroyomolinos donde, tras negociar el precio, los repartía entre varios propietarios de estancos y los responsables de establecimientos que tenían alquiladas sus máquinas expendedoras.

520.000 CAJETILLAS RECUPERADAS

Tras numerosas gestiones y una vez analizada toda la información, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo policial para desarticular la trama delictiva. En dos operativos distintos, los investigadores desmantelaron las dos ramas de la organización, la que se encargaba de cometer los robos de los camiones y la que se dedicaba a dar salida al tabaco. Se procedió entonces a la detención de un total de 17 personas.

En los cuatro registros realizados, los agentes han recuperado 520.000 cajetillas de tabaco provenientes del último robo así como unos 2.500 euros en efectivo.La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.