En libertad los tres anarquistas detenidos por enfrentarse a la Policía

Operación piñata
Operación piñata |Telemadrid

El Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid ha puesto en libertad este viernes a las tres personas detenidas en la noche del pasado miércoles durante una concentración no autorizada en las inmediaciones de la Plaza de Tirso de Molina, según han informado fuentes jurídicas.

Así, estas tres personas están acusadas de atentado contra la autoridad, pero el magistrado les ha puesto en libertad sin medidas cautelares.

La concentración fue convocada a las 19.00 horas en la plaza de Tirso de Molina por distintos colectivos sociales para reclamar la libertad de los arrestados este lunes, en el marco de la 'operación Piñata' dirigida por la Audiencia Nacional, acusados de pertenencia a organización terrorista como presuntos miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC). La concentración concluyó con enfrentamientos entre los participantes y la Policía.

Los incidentes se saldaron con al menos cuatro arrestados por resistencia a la autoridad y doce personas contusionadas leves, ocho de ellos agentes de la Policía Nacional, según informaron a Europa Press fuentes policiales y sanitarias.

De los 15 arrestados en Madrid, Barcelona y Palencia, cinco de ellos fueron enviados el miércoles a prisión por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco al considerar que habrían participado en "actos de coordinación y promoción de sabotajes y daños en 114 cajeros".

La concentración, que no contaba con la autorización de la Delegación del Gobierno en Madrid, concluyó con la intervención de los agentes 'antidisturbios' de la Policía Nacional --la Unidad de Intervención Policial (UIP)-- y enfrentamientos con los manifestantes.

Los concentrados se dispersaron por las calles adyacentes en la zona de Tirso de Molina y en las del barrio de Lavapiés. La Policía requirió la presencia de los servicios sanitarios del Samur-Protección Civil en la comisaría de Moratalaz para atender a doce personas heridas.

Se trata de ocho agentes de la Policía Nacional y cuatro manifestantes que presentaban contusiones leves o muy leves, pero que en ningún caso precisaron de traslado hospitalario y fueron dados de alta en el lugar, según indicaron fuentes de Emergencias Madrid.