Las joyas del Ritz, a subasta

Un tapiz de la Escuela Francesa con un precio de salida de 20.000 euros o grabados por 30 euros son algunas de las más de 4.000 joyas del hotel Ritz, cerrado desde el pasado 1 de marzo para una completa renovación, que se subastarán del 7 al 9 de mayo en la Fundación Carlos de Amberes.

La Fundación acogerá también, desde hoy y hasta el día que comience la subasta, una exposición en la que se muestran alrededor de 200 piezas de esta ambiciosa puja, desde cerámicas, lámparas o cuadros hasta la suite real de Alfonso XIII.

"Hay muebles muy singulares, como puede ser la suite de Alfonso XIII, donde sale el sofá con las butacas, las mesas, la cómoda, los apliques. Creo que tiene un interés doblemente especial, por ser del Ritz y por ser la habitación real de Alfonso XIII", explica a Efe Jaime Mato G. Ansorena, consejero delegado de la casa de subastas Ansorena.

Lubineras, cómodas, cortinas, apliques y doseles que han sido testigo de las exclusivas reuniones de Alfonso XIII desde la inauguración del distinguido hotel en 1910, salen a subasta para abrir un nuevo capítulo en la historia del Ritz, que lavará su centenaria cara hasta 2019 con una reforma de 99 millones de euros.

"La inmensa mayoría de los muebles son de principios del siglo XX y algunas reproducciones de muebles del siglo XVIII", explica Mato G. Ansorena, y añade que para la subasta hay precios "de todo tipo", desde los 30, 50, 100, 200 o 300 euros, hasta los 20.000 por los que parte un tapiz de Françoise de la Plange.

"También es cierto que esos son los precios de salida, y que esperamos que el precio final de remate sea notablemente superior", apunta el consejero delegado de la casa que organiza esta subasta junto a Piasa.

Nelson Mandela, Eva Perón, Ava Gardner, Frank Sinatra, Zsa Zsa Gabor y Madonna son algunas de las personalidades que recorrieron los pasillos y habitaciones del lujoso y exclusivo hotel ubicado en el llamado "Triángulo de Oro del Arte" por la cercanía de los museos del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el de Arte Moderno Reina Sofía.

"Luego sacamos también una pieza un poco singular, que es un regalo que hizo Imelda Marcos al hotel Ritz en una de sus estancias en Madrid. Es un juego de caviar, con los platos en madreperla", apostilla Mato G. Ansorena, quien resalta también los sofás, las banquetas y la barra del Bar Hemingway, o un piano que "es probable" que tocase Frank Sinatra.

Una oportunidad única para adquirir joyas de la historia de Madrid, o para sumergirse en esta exposición que evoca a la Belle Epoque, o a aquellos días en los que Salvador Dalí, asiduo cliente del Ritz, inspiraba incluso un cóctel en los bares del hotel.

"Sacaremos 500 lotes cada día y creo que es muy interesante, porque es el poder adquirir alguna pieza, alguna obra de arte, que es la historia de lo que es Madrid, de lo que es el Ritz, algo emblemático en Madrid", sostiene el consejero delegado de Ansorena.

En cuanto a la dinámica de la subasta, añade: "Tenemos distintas formas de pujar. La puja por escrito que, a día de hoy, ya hay como 300 lotes ofertados; luego se puede hacer telefónicamente en el momento de la subasta o in situ el día de la subasta. Y online, por supuesto".

El lujoso hotel madrileño, propiedad de Mandarin Oriental International, sigue así la estela de su hermano mayor, el hotel Ritz de París, que el pasado mes de abril subastó 3.500 lotes de su antiguo mobiliario, alcanzando el récord de más de siete millones de euros.

El hotel Ritz de Madrid se inauguró en 1910 por encargo de Alfonso XIII, preocupado por recibir a sus huéspedes con esplendor y comodidad, al arquitecto francés Charles Mewès, que lo construyó bajo la dirección de los arquitectos Luis de Landecho y Lorenzo Gallego, y al hotelero César Ritz.