El joven de 15 años rescatado en un coche a pleno sol en Alcorcón tiene autismo

El menor de 15 años que fue rescatado por la Policía Municipal de Alcorcón el pasado sábado en el coche de su padre sufría autismo, según ha manifestado el padre del joven a la Policía Municipal de Alcorcón, que ha señalado a los agentes que su hijo sufría episodios violentos y por eso lo había dejado dentro del vehículo mientras él iba al bar a utilizar el baño y tomar un pincho.

Según ha explicado a Efe el Jefe de Policía Municipal de Alcorcón, Eduardo De María, a las doce y cuarto la Policía recibió la llamada que alertaba de que un menor de edad estaba "golpeando los cristales dentro de un vehículo, bastante alterado, y que al parecer no podía salir", detalla De María.

Cuando la patrulla más cercana se aproximó al lugar, observó, efectivamente, a un menor "bastante alterado dentro de un coche debido a las altas temperaturas", por lo que "se consiguió abrir una ventanilla trasera y se le logró sacar".

Para ello también colaboró el personal de un taller mecánico cercano, pero la Policía ha indicado que "si no hubiesen estado los del taller, se hubiese roto la ventanilla porque lo más urgente era sacar al niño", que recalcan que se encontraba bastante alterado y deshidratado, y cuando se le ofreció agua "ya se tranquilizó".

El padre del menor, que llegó unos 10 o 15 minutos después que la policía, sobre las 12.25 del mediodía, manifestó que su hijo sufre episodios violentos y ese fue el motivo por el que "lo había dejado dentro del vehículo, porque se fue al bar a utilizar el baño y a tomar una consumición", afirma el Jefe de la Policía de Alcorcón.

El jefe de la Policía de esta localidad también ha recordado que un coche a pleno sol puede llegar a los 60 grados aún cuando la temperatura exterior no supere los 30 grados, por lo que no se puede dejar a personas o animales en el interior ya que les puede causar la muerte.

Vecinos de la zona han indicado a Efe que pudieron observar al menor cuando se encontraba dentro del coche, pero sin caer en la cuenta de que estaba encerrado, un vecino de la localidad también pudo ver cómo el padre se aproximaba al coche cuando ya se encontraba allí la Policía.