El invierno más seco desde 1893

El ambiente está muy seco. Tanto que el observatorio meteorológico más antiguo de Madrid, el del Retiro, nunca había medido valores de precipitaciones tan bajos en un invierno.

Entre diciembre, enero y febrero tenían que haber caído 128 litros por metro cuadrado. Solo se han recogido 17. Estos datos sitúan a 2012 como al invierno más seco desde que se usan pluviómetros, desde 1.893.

Febrero se ganó el sobrenombe de "febrerillo el loco" y estos días más que nunca, el tiempo es el tema de conversación. Para los asmáticos y los alérgicos a las cupresáceas, comienzan malos tiempos.