El riesgo de inundaciones duplica el coste del paso peatonal entre Gran Vía y Sol

La Comunidad aumenta el presupuesto de las obras del paso peatonal entre Sol y Gran Vía

El riesgo de inundaciones detectado por la empresa que acomete las obras de Metro para conectar peatonalmente las estaciones de Gran Vía y Sol ha hecho que se duplique el coste de estos trabajos, que inicialmente era de 3,79 millones de euros y a los que se suma una partida de urgencia de 3,4 millones.

Fuentes de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras han confirmado la información publicada hoy por el diario El Mundo, que detalla que hoy entra en vigor la aprobación por procedimiento de urgencia del nuevo gasto de 3,49 millones en las obras de Metro, que se ha efectuado a través de una modificación de los pliegos de condiciones.

Obras conjuntas de Metro y ADIF

Tanto Metro como ADIF están haciendo obras para adecuar los accesos a un pasillo peatonal de cerca de 100 metros de longitud y 5,50 metros de ancho ya existente entre ambas estaciones y mientras que el Gobierno autonómico se encarga de la estación de Gran Vía, que ampliará, el Ministerio de Fomento acomete la adecuación del túnel y los accesos desde Sol, dado que la red de Cercanías es competencia estatal.

Riesgo muy grave de inundación

La constructora a la que se adjudicó la obra de Metro, Sando, encargó un informe al ingeniero de Caminos Francisco Castanedo, profesor del Área Geodinámica de la Universidad Complutense de Madrid, que aseguró que existía "riesgo muy grave" de inundación y acceso de agua a las líneas 1 y 5 del suburbano, y riesgo de afección a edificaciones colindantes, de colapso en el acceso al nuevo túnel y de deterioro del patrimonio protegido.

Este "peligro" se relaciona con la falta de actividades para consolidar el terreno y con la previsión de un otoño y un invierno lluviosos, detalla el Mundo. El documento, fechado el 23 de septiembre, fue trasladado a la Consejería de Transportes y a su vez el Gobierno autonómico encargó otro estudio, al catedrático de Mecánica del Suelo y Cimentaciones en la Universidad Politécnica de Madrid, José María Rodríguez Ortiz, que ha confirmado los riesgos en la seguridad.

El Mundo relaciona este cambio en las obras con el hallazgo a mediados de agosto de la estructura del ascensor diseñado por Antonio Palacios, que ha motivado que la Dirección General de Patrimonio esté analizando informes de arqueólogos para evaluar el estado de los restos, la intervención y su afección en la obra.

El incremento de 3,4 millones de euros que entra en vigor hoy permitirá cambiar el tipo de maquinaria pesada que se está usando en los trabajos, optando por una más pequeña y precisa, de mayor coste.Esta nueva maquinaria "permitirá compatibilizar la ralentización en el ritmo de las actuaciones por el control permanente prescrito por la Dirección General de Patrimonio con la seguridad de las mismas", según El Mundo.

Actualmente existe una galería que parte de la estación de Sol hacia la estación de Gran Vía, de una longitud aproximada de 100 metros y un ancho de 5,50 metros, salvando un desnivel de aproximadamente 12 metros y se adecúan los accesos tanto en Gran Vía como en Sol, unas obras que según El Mundo podrían retrasarse desde el plazo de finalización anunciado, en el primer semestre de 2019.

La ampliación de la estación de Gran Vía supone añadir seis nuevos tramos de escaleras mecánicas a los nueve ya existentes en la estación, e instalar cuatro nuevos ascensores que conectarán el vestíbulo con los distintos andenes de las líneas 1 y 5, con el pasillo de conexión con Cercanías y con la calle.