Ocho intoxicados y un bombero herido en el incendio de una vivienda en Vallecas

Ocho personas, entre ellas un matrimonio y sus dos hijos menores, han resultado intoxicadas y algunas han sufrido crisis de ansiedad en un incendio en una vivienda del primer piso de un edificio de cinco plantas del número 38 de la madrileña calle de Tánger, en el que un bombero ha sufrido quemaduras. Según informa Emergencias Madrid, el fuego se ha iniciado sobre las doce del mediodía en la citada vivienda, en la que se encontraba el matrimonio, formado por una mujer de 22 años y un hombre de 30, y sus dos hijos, un bebé de seis meses y una niña de tres años.

La familia ha conseguido salir de su casa pero el padre y el bebé han resultado intoxicados y la madre ha sufrido un esguince en el tobillo del pie derecho.

Las llamas han destruido la vivienda aunque los bomberos han conseguido que no alcanzaran otras.

En cambio, el humo se ha extendido por la escalera del edificio y ha provocado la rotura de todos los cristales de la misma, lo que ha dado lugar a escenas de pánico entre los vecinos.

Mientras que algunos bomberos del ayuntamiento extinguían el incendio otros recorrían todas las viviendas para tranquilizar a los vecinos y avisarles de que no salieran de sus casas.

Una vez apagadas las llamas muchos vecinos han salido a la calle, donde el Samur Protección Civil ha montando un hospital de campaña en el que han atendido a ocho personas por intoxicación y crisis de ansiedad, además de a un bombero que ha sufrido quemaduras en su mano derecha.

La madre y su hijo de seis meses han sido trasladados al hospital Gregorio Marañón y el bombero al de la Paz.