Un inspector de Educación investigará el caso del menor que se suicidó en Leganés

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado que un inspector de la Consejería de Educación investigará desde el principio las causas que llevaron a un menor de once años a suicidarse el pasado mes de octubre en Leganés a raíz de un presunto caso de acoso escolar. Cifuentes y el consejero de Educación, Rafael van Grieken, han recibido hoy en la sede el Gobierno regional a los padres del menor, Diego.

Los hechos ocurrieron el pasado 14 de octubre, cuando el menor se suicidó tirándose por la ventana de su vivienda, en un quinto piso de un inmueble de Leganés. La pasada semana, los padres del niño desvelaron una carta del niño y acusaron a la Comunidad y al colegio, un centro concertado ubicado en el distrito de Villaverde, de "tapar" el caso, un extremo que niega el colegio, que alega que no le consta que el menor sufriera acoso.

La presidenta se ha comprometido a que un inspector de la Consejería de Educación va a investigar para saber qué ocurrió: "Una persona que va a comenzar prácticamente desde el principio para ver cuáles fueron realmente las causas reales de la muerte de Diego y si ocurrieron hechos en el colegio que de alguna manera provocaron la muerte".

Según la jefa del Gobierno madrileño, en la Consejería de Educación hay tres informes sobre este caso y en ninguno de ellos se detecta que haya habido acoso, pero "eso no quita que se puedan realizar nuevas averiguaciones y hablar con más gente" para poder "avanzar y saber si verdaderamente hubo algo o no".

"La duda razonable de unos padres que tienen que estar viviendo esta situación a la Administración nos tiene que bastar para seguir avanzando en esa dirección, y tenemos la obligación de saber si en un centro sostenido con fondos públicos se han podido producir o se producen situaciones de este tipo", ha añadido.

Cifuentes ha recordado que, desde el punto de vista judicial, el caso no ha sido archivado y aún está abierto, además de que falta por ver cuál es la posición de la Fiscalía. Tras expresar su solidaridad y cariño a los progenitores de Diego, Cifuentes también ha avanzado que el Ejecutivo autonómico va a presentar de manera inminente un plan para evitar el acoso escolar en los colegios.

En este sentido, ha indicado que llevan desde el comienzo de esta legislatura trabajando en medidas preventivas para evitar situaciones de acoso escolar tanto en el entorno de los colegios como en la redes sociales. Manuel González y Carmen González, los padres de Diego, han agradecido a Cifuentes y Van Grieken su compromiso de seguir investigando y han expresado su deseo de que se logren "resultados".

Carmen ha señalado que, durante la investigación, ningún efectivo de la policía ni de la Inspección de la Consejería de Educación se han puesto en contacto con ellos para recabar datos o su versión sobre lo sucedido. "No entendíamos el porqué ni la Inspección ni la policía no nos daban informes ni se comunicaban con nosotros; no lo llegamos a entender", ha agregado la madre de Diego.

Tras insistir en que su hijo fue víctima de acoso escolar, Manuel ha explicado que, a posteriori, se han dado cuenta de que el menor tuvo algunos síntomas físicos -un esguince, dolores de estómago y cabeza, y una afonía de varios meses- que ellos, al principio, no habían achacado a ningún problema en el colegio.

"Cuando hemos hablando con psicólogos, nos han dicho que a veces eso se produce por un shock y se somatiza", ha explicado el padre de Diego. Manuel González y Carmen González se reúnen mañana con la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, en la sede de esta institución.