La inquilina de Vallecas ayudada por algunos indignados ha dejado el piso

La inquilina Susana García, que llevaba once meses sin pagar el alquiler de una vivienda particular en la calle Picos de Europa, en Vallecas, y que fue ayudada por unas 40 personas para impedir su desahucio el pasado martes, ha abandonado hoy la vivienda y entregado las llaves a su propietario, que ha anunciado que recurrirá a la Justicia para reclamar lo que le adeuda su ya exinquilina.

La ex inquilina ha abandonado la casa pacíficamente tras recoger sus pertenencias y ha explicado que no le ha "dado tiempo" a comenzar acciones legales.

Por su parte, el propietario del piso, Luis Valdecantos, ha explicado que "se ha hecho todo como tenía que ser" y la inquilina ha dejado en buen estado la casa. Valdecantos ha lamentado que ahora tenga que abonar los meses de luz y teléfono que la inquilina no pagó, además del procurador y el abogado. "Me debe once meses de alquiler y voy a intentar recuperarlo" ha dicho.

Susana García no era una hipotecada, como era el caso en los recientes desahucios impedidos por los movimientos sociales vinculados al 15-M o a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

El hipotecado es Luis Valdecantos, que había alquilado el piso por 750 euros -que rebajó a 650 en los últimos meses a petición de la inquilina- para pagar la hipoteca del mismo que le cuesta 1.100 euros al mes.

Mientras tanto, compartía piso con varios amigos pero, al no poder seguir pagando su parte debido al impago de la inquilina, se ha visto "obligado a vivir de prestado", en casa de un amigo o en la de sus padres que es muy pequeña.