Más de 200 menores infractores logran un empleo tras participar en los programas de inserción de la Comunidad

Más de 200 menores infractores logran un empleo tras participar en los programas de inserción de la Comunidad

Un total de 209 menores infractores han conseguido un empleo este año tras participar en los programas de reinserción de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), según ha adelantado este martes la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol.

Estos jóvenes han cursado el programa de inserción y apoyo a menores y orientación para el empleo del ARRMI, destinado a los mayores de 16 años con medidas judiciales tanto de internamiento como de libertad vigilada. Estos programas se llevan a cabo con personal propio de la Agencia, que determinan el itinerario de inserción sociolaboral más adecuado para cada caso.

Se trata de jóvenes que no siguen una educación reglada y necesitan una ayuda específica. Tras detectar sus necesidades, la Agencia trabaja con ellos específicamente y se les incluye en programas de formación de futuro. Un ejemplo es el curso de energías renovables, cuya cuarta edición ha finalizado hoy con la entrega de diplomas a los alumnos participantes por parte de la consejera de Justicia.

La responsable regional ha explicado que en el presente año se han atendido en este ámbito a 797 menores infractores, 532 procedentes de medidas judiciales de medio abierto y el resto de alguno de los nueve centros de internamiento con los que cuenta el Gobierno regional.

"Son jóvenes que, junto a su problema judicial, tienen un grave problema de integración social, pues ni siguen la educación reglada, ya sea Formación Profesional, ESO, Educación Compensatoria, ni trabajan, por lo que hay que proporcionarles las medidas necesarias para poder salir de esa espiral", ha indicado Plañiol.

En este sentido, ha apuntado que con ellos se han llevado a cabo 356 acciones formativas, 474 acciones de orientación y búsqueda de empleo, 523 entrevistas de trabajo y 209 contratos. De ellos, 98 en el sector servicios, 42 en Hostelería, entre otros.

El perfil del menor infractor que ha pasado por algún programa de inserción sociolaboral de la Agencia es el de un joven varón de nacionalidad española que cumple alguna medida judicial de medio abierto. En concreto, el 89 por ciento de los jóvenes atendidos son varones, por tan sólo 86 mujeres. Un 57 por ciento son mayores de 18 años, mayoría de edad que han rebasado durante el cumplimiento de la medida judicial adoptada. En cuanto a la nacionalidad, 435 de los menores son españoles y 362 pertenecen a otras nacionalidades. LA TASA DE MENORES INFRACTORES

Durante el acto, la consejera de Presidencia y Justicia ha felicitado a los profesionales del ARRMI por los resultados obtenidos en este programa de inserción y, en general, a todos los trabajadores de la Agencia, cuyo trabajo está permitiendo que Madrid sea una de las comunidades donde los menores infractores tengan un nivel más bajo de reincidencia. El 90 por ciento no vuelve a cometer una infracción, ha destacado Plañiol.

Además, también ha recordado los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística de septiembre de 2011, que indican que la Comunidad de Madrid presenta la tasa más baja de España en cuanto a número de menores infractores de entre 14 a 17 años y de medidas judiciales impuestas por cada mil menores.

En el año 2011 se han impuesto 2.758 medidas de medio abierto, que han afectado aproximadamente a unos 2.640 menores, lo que supone una reducción respecto al año anterior, en el que se llevaron a cabo 2.979 medidas judiciales de medio abierto, correspondientes a 2.868 menores.

Respecto a los centros de internamiento, la región cuenta con nueve centros de ejecución de medidas judiciales, ocho de los cuales se encuentran en la capital (Altamira, Madroño, Renasco, El Laurel, El Pinar, El Lavadero, José de las Heras y Las Palmeras). El centro restante (Teresa de Calcuta) se encuentra en el municipio de Brea de Tajo.

El número de plazas disponibles en estos nueve centros es de 381. Están ocupadas actualmente 244, el 64 por ciento del total. El 53,68 por ciento son plazas de régimen semiabierto, el 20,49 en régimen cerrado, un 6,97 por ciento en terapéutico de salud mental, un 8,61 en terapéutico de drogas y un 10,25 por ciento en régimen abierto.

Por estas plazas, a fecha de hoy han pasado 400 jóvenes, cuando la cifra en 2010 fue de 629. "La reducción de estas cifras siempre son positivas, pero nuestro objetivo siempre será lograr una infracción mínima por parte de los menores y sobre todo que no vuelvan a reincidir. Por eso realizamos todo tipo de programas, como los presentados hoy. Y es que, dicho de buenas formas, no queremos volver a veros aquí", ha dicho Plañiol a los menores infractores presentes en el acto.