El juez pide la identificación de los policías que insultaron por chat a Carmena y a inmigrantes

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid solicitó a las Fuerzas y Cuerpos del Estado la identificación de los policías municipales que participan en un chat tras la denuncia cursada por un compañero por posible delito de amenazas y determinar si requiere protección. Fuentes jurídicas han explicado que el pasado viernes se personó una persona (un delegado sindical de CCOO, tal y como ha explicado este martes el secretario general del sindicato en Madrid, Jaime Cedrún) para cursar una petición de orden de protección al sentirse "amenazado" por policías municipales en un chat de compañeros, que recayó en este juzgado en funciones de guardia.

El titular del juzgado, en presencia del Ministerio Público, acordó solicitar a las Fuerzas y Seguridad del Estado que identificara a los agentes señalados por el denunciante para luego determinar si hay hipótesis de delito de amenazas en el caso "estrictamente" de esta persona. Ahora, según las mismas fuentes, se está a la espera de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad procedan a esa identificación para luego decidir si hay delito de amenazas y procede aplicar medidas de protección.

EL AYUNTAMIENTO ESTUDIA INHABILITAR A LOS POLICÍAS

El Ayuntamiento de Madrid estudia inhabilitar a "la media docena o una docena" de policías municipales que en un chat de whatsapp insultaron a la alcaldesa, Manuela Carmena, a inmigrantes, sindicalistas o periodistas, ha anunciado este martes el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero.

En este momento la asesoría jurídica del Ayuntamiento tiene el asunto en la fase de información reservada, que es la previa a la apertura del expediente. "Estamos pensando, cuando los jueces vayan pronunciándose, la posibilidad de tomar medidas. Primero vamos a escuchar al poder judicial y después podríamos ir a medidas en torno a la posibilidad de la inhabilitación de estas personas", ha declarado tras la comisión del ramo.

Para Barbero no tiene sentido que estas personas sigan siendo uniformados al haber sustituido el lema de la Policía Municipal, 'servir y proteger', por otro, cuyo "lema es matar", según se desprende de los mensajes de la red social.

El delegado ha subrayado que esos agentes conforman una "minoría muy pequeña" que no puede cambiar la imagen del trabajo de la Policía Municipal. Su labor es "fantástica" siguiendo el eje de "derechos humanos y servicio público", tal y como hace el "99,99 por ciento" de los funcionarios.

El Ayuntamiento está facilitando la información que precisa el juzgado trabajando en la identificación de esos agentes concretos para evitar cualquier generalización del Cuerpo. "Dice la prensa que son media docena o un poquito más los que están muy activos en whatsapp", ha indicado, después de explicar que desde el área serán "muy prudentes hasta identificar a esas personas". El concejal no tiene en este momento los nombres de esos agentes. "Esta gente puede dañar mucho la imagen de la Policía pero quiero enviar a los ciudadanos un mensaje de tranquilidad", ha declarado Barbero, que ha indicado que leer esos mensajes le resulta "estremecedor", sensación que comparten "todas las personas de bien".

El chat se ha conocido días después de que un representante sindical de la Policía Municipal se manifestara con miembros del colectivo neonazi Hogar Social Madrid, lo que motivó su dimisión del cargo. Preguntado por la prensa sobre si hay un problema de odio en el Cuerpo, el concejal ha subrayado que no de manera generalizada porque los policías municipales hacen cumplir los derechos humanos en su trabajo de servicio público. "Sí que es cierto que hay determinados miembros (con actitudes) que no son de recibo, como el hecho de este señor, que a mí me parece deleznable", ha concluido Javier Barbero.

EL PP CONDENA ROTUNDA Y FIRMEMENTE LAS AMENAZAS A CARMENA

El PP, por su parte, ha condenado "rotunda y firmemente" los insultos y amenazas vertidos contra la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, en un chat integrado por un centenar de policías municipales de la capital, cuyo contenido fue desvelado por un agente que consideró que podrían constituir un delito de odio.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital, José Luis Martínez-Almeida, lo ha expresado así en una rueda de prensa tras mantener una reunión con el vicesecretario de Policía Social y Sectorial del PP, Javier Maroto. "Estamos en la misma posición que hemos mantenido siempre respecto a todas estas cuestiones que es condenar total y absolutamente que se produzcan ese tipo de comentarios, acoso, amenazas o coacciones", ha señalado Martínez-Almeida. Respecto a las medidas que se deben tomar con los policías municipales, ha apuntado que el caso se ha remitido a un Juzgado, por lo que ha expresado su respeto por las decisiones que se adopten en el procedimiento judicial.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, tildó hoy de "intolerables" los insultos contra la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. "Condeno de manera tajante y absoluta el comportamiento de esas personas" y explicó que "siempre y sin paliativos" ha condenado "los insultos o amenazas realizadas por cualquier medio contra cualquier persona, ya sea dirigente político o no". Ser primer edil "no hace ser merecedor de más protección o respeto" que cualquier otro ciudadano.

LOS SINDICATOS POLICIALES CPPM, UPM Y APMU CRITICAN LOS INSULTOSY LA PUBLICACIÓN DE LOS MISMOS

El Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) y la Unión de la Policía Municipal (UPM), mayoritarios en el Cuerpo madrileño, han desaprobado las descalificaciones vertidas por varios agentes en un chat policial de Whatsapp, que la Justicia investiga por amenazas a un sindicalista de CCOO, pero han condenado también que se hagan públicos comentarios privados porque "perjudican la imagen" de la institución.

CPPM no aprueban dichos insultos y amenazas pero condenan que expresiones privadas "se hagan públicas por parte de un integrante del mismo cuando esta persona como administrador de un foro público consintió descalificaciones hacia otros y nunca denunció". Este sindicato considera "intolerable" pretender poner en conocimiento de la autoridad judicial unos hechos y a la vez dar publicidad a los mismos, "perjudicando la imagen del Cuerpo de la Policía Municipal de Madrid que diariamente demuestra a los ciudadanos su buen hacer".

Por su parte, UPM ha criticado que un "confidente laboral" haya "rebuscado la manera de legitimar una denuncia privada mediante un show mediático de odio y perversión". "Ambas cosas van por separado, dicha denuncia privada y un show que está haciendo de todo menos el bien a nuestra imagen como Cuerpo de Policía", han indicado.

Por otra parte, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) ha señalado que se trata de un grupo de Whatsapp "privado, y no público" donde se vertían comentarios sobre la policía, política, fútbol, etcétera, y que ahora se han hecho públicos unos mensajes de integrantes del mismo "pertenecientes a su pensamiento y esfera privada, dentro de su libertad de expresión, siendo vulnerado su derecho a la intimidad al hacerse públicos, y siendo catalogados como delito de odio sin haber sido juzgados". El portavoz de la asociación, Carlos Bahón, ha indicado a Europa Press que estos comentarios "pueden ser reprobados socialmente por su contenido", que no comparte, pero "no son constitutivos de ningún delito de odio, ya que están dentro de un ámbito privado y sin publicidad".

Por su parte, la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local de la Comunidad de Madrid (Unijepol) ha mostrado "su más clara y firme repulsa a los insultos y expresiones de odio ideológico, xenófobas y racistas que se han efectuado en ese chat, absolutamente intolerables para quienes tienen la condición de agentes de la autoridad y que muy difícilmente pueden considerarse en un 'ámbito privado' y no deben quedar amparadas por aquel".