Más de dos horas en llegar a Leganés en los autobuses nocturnos

Los vecinos de Leganés y Fuenlabrada llevan años quejándose porque no hay un autobús nocturno que llegue de manera directa. Mientras que cuentan con paradas de Cercanías y Metro en las dos localidades, por las noches la situación se complica mucho teniendo que hacer un largo periplo en diferentes autobuses.

A las 3 y media de la madrugada, los usuarios esperan en el intercambiador de Aluche los autobuses nocturnos que les puedan llevar de vuelta a Leganés y Fuenlabrada. Todos esperan la llegada del N-803, pero el viaje terminará por ser de más de 2 horas y necesitarán varios transbordos hasta poder llegar a su destino. Los vecinos se quejan de los tiempos de espera, situación que se complica los fines de semana. De hecho, algunos tienen claro que es mejor "esperar a las 6 de la mañana y coger el metro".

Los usuarios de Leganés y Fuenlabrada reclaman un servicio similar al que tienen otros municipios de la región, como Valdemoro, Parla o Getafe que cuentan con búho directo. Miguel es uno de los usuarios con los que hemos hablado, trabaja en hostelería y no puede volver a su casa hasta la madrugrada. Sale con ganas de llegar a casa, pero tiene que coger tres autobuses y emplear algo más de dos horas hasta que pueda abrir la puerta de su casa.

A FALTA DEL VISTO BUENO DEL AYUNTAMIENTO

El cambio de cabecera de los autobuses nocturnos a Leganés y Fuenlabrada ya ha sido aprobado por la Asamblea de Madrid, ahora solo queda determinar su ubicación y que el Ayuntamiento dé el visto bueno.