Un hombre mata a sus padres en la localidad madrileña de Alcorcón

Un hombre de 26 años ha matado presuntamente esta tarde a sus padres en la localidad madrileña de Alcorcón, tras lo que ha sido detenido, según han confirmado la Jefatura Superior de Policía y de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

El crimen ha ocurrido sobre las tres de la tarde en un domicilio de la calle Sierra de Alcubierre de Alcorcón número 6, en el que el supuestamente joven ha matado a sus padres, de 74 y 69 años, y a continuación se ha tirado por el balcón de la vivienda, sufriendo únicamente contusiones al tratarse de un primer piso. Según ha relatado la Jefatura Superior de Policía, un ciudadano ha avisado de que un vecino se había precipitado desde un balcón y estaba herido en la calle.

Cuando los servicios de emergencia y los agentes han llegado, la víctima ha explicado que se había tirado después de matar a sus padres, por lo que ha sido arrestado.

En el domicilio la policía ha encontrado los cadáveres de José María P.B., de 74 años, y de María F.S., de 69, que son los padres del arrestado, Miguel P.F., quien ha sido trasladado, custodiado por la policía, al hospital Fundación Alcorcón.

Los dos cadáveres presentaban heridas muy profundas de arma blanca en el cuello y habían perdido mucha sangre, ha detallado Emergencias Comunidad de Madrid 112. La Policía Científica y de Homicidios trabaja en el lugar del suceso.

EL PRESUNTO PARRICIDA CUIDABA A SUS PADRES Y TENÍA TRES CARRERAS

El hombre que presuntamente acabó hoy con la vida de sus padres en la localidad madrileña de Alcorcón había estudiado tres carreras y solía cuidar a sus progenitores, que tenían problemas de salud. Así lo han relatado varios vecinos de la calle Sierra de Alcubierre de Alcorcón, en la que este tarde Miguel P.F., de 26 años, ha matado supuestamente a sus padres, de 74 y 69 años, antes de tirarse por el balcón, según ha reconocido ante la policía.

Al lugar ha acudido el hermano mayor del fallecido, quien también vivía con sus padres aunque hoy no estaba en el piso cuando ocurrieron los hechos, y quien únicamente ha podido decir: "En unos minutos pasa lo que nunca debe de pasar". Otros familiares han explicado que Miguel, que es el menor de los tres hijos del matrimonio fallecido, "era muy nervioso" y últimamente lo estaba aún más.

Los vecinos del barrio se han mostrado sorprendidos por el suceso, ya que se trata de un joven al que veían cuidar a sus padres, originarios de un pueblo de Cuenca, sacándoles a pasear por las tardes a un parque cercano. La madre había sido operada de la cadera y el padre sufría una demencia senil por la que estaba en silla de ruedas y no percibía bien lo que ocurría a su alrededor.

El dueño de un bar que hay en el bajo del edificio en el que han ocurrido los hechos, José Antonio Pérez, ha relatado que Miguel solía sacar a pasear a su padre acompañado por su madre a diario, por lo que le parecía "una muy buena persona" conocida por todo el barrio porque lleva muchos años viviendo en él, aunque no tenía mucha confianza con nadie. "Lo que le pasaría es que querría acabar con toda su vida" de sacrificio y dedicación a sus padres, ha opinado José Antonio, que ha considerado que el presunto parricida "no hubiera querido matar a nadie aposta".

Al igual que otros vecinos, el dueño del bar "Antoine" se ha mostrado asombrado por lo ocurrido y ha destacado que el joven había estudiado tres carreras y se decía que era "el empollón de la clase". Las dos muertes de hoy suponen el noveno homicidio registrado en la Comunidad de Madrid en lo que va de año, según el recuento de la Agencia.