Un hombre entra con un hacha en un centro de salud de Fuenlabrada y hiere a tres personas

La Policía Local de Fuenlabrada ha detenido a un hombre de 40 años residente en el municipio y de origen magrebí que entró con un hacha de grandes dimensiones en un centro de salud de la localidad y atacó "indiscriminadamente" a los trabajadores que allí se encontraban, resultando heridas de gravedad tres empleadas,

Como consecuencia de la agresión, una enfermera resultó herida moderada con arrancamiento de cuero cabelludo, una administrativa en estado grave con una semiamputación en una mano y un dedo y otra administrativa también con amputación del dedo de la mano, que tiene pronóstico moderado. La actuación del hombre, con evidentes signos de trastorno mental, no parece ser premeditada.

LOS HECHOS

Los hechos tuvieron lugar a las 12.25 horas en el número 2 de la calle Avilés, en el centro de Salud 'El Naranjo'. Por causas que aún se desconocen, el hombre ha entrado rápidamente con el hacha y ha atacado al personal sanitario y administrativo del ambulatorio. Tres personas han resultado heridas como consecuencia de los hechos. En primer lugar, según han informado fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112, una enfermera con "arrancamiento del cuero cabelludo". Su pronóstico es moderado y ha sido trasladada por Protección Civil al hospital de Fuenlabrada.

La segunda de las heridas tiene pronóstico grave y es una administrativa del centro. Ha sido trasladada al hospital de La Paz por una ambulancia del Summa con una semiamputación en la mano derecha y una falange de la mano izquierda. También presenta arrancamiento de cuero cabelludo.

La tercera es una administrativa del centro: sufre arrancamiento del cuero cabelludo, amputación de primera falange del dedo índice de la mano derecha. Ha sido trasladada al hospital de Fuenlabrada con pronóstico moderado.

Las tres personas, tras una asistencia médica en el propio ambulatorio, fueron derivadas a centros sanitarios. Estaban conscientes y no se temía por la vida de ninguna de ellas. La agredida más grave ha sido trasladada de forma urgente al hospital con objeto de practicarle una operación para salvarle el miembro superior, han informado a Europa Press fuentes municipales.

Al lugar también ha acudido una unidad de psicólogos para atender y tranquilizar al resto de empleados y a los pacientes que contemplaron lo ocurrido. De hecho, los sanitarios también han tenido que asistir a dos de estas personas, afectadas por crisis de ansiedad.

DETENIDO EL AGRESOR

El agresor fue detenido a los pocos minutos por una patrulla de la Policía de Barrio de la Policía Municipal de Fuenlabrada. De hecho, los agentes, que estaban patrullando en su vehículo, observaron cómo varios chavales corrían detrás de una persona que acababa de salir del centro de salud e iba con un hacha en la mano al grito de "Detened al agresor". La Policía ha parado al agresor, que no ha opuesto resistencia, y le ha arrestado.

Según las mismas fuentes, el agresor tiene 40 años de edad y es vecino de Fuenlabrada. Ha relatado a los agentes que "se encontraba en paro y tenía muchos problemas". No obstante, las primeras impresiones es que se trata de una persona con importantes perturbaciones y problemas mentales y que confesó con tranquilidad su actuación que, a priori, no parece premeditada. La Policía Nacional de Fuenlabrada se ha hecho cargo de la investigación.

AGREDIO DIRECTAMENTE AL PERSONAL DEL MOSTRADOR

El hombre que este mediodía agredió con un hacha a tres trabajadoras en un centro de salud de Fuenlabrada fue directamente al mostrador de atención al paciente y persiguió y agredió a las funcionarias que lo gestionan.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty quien, junto al alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, ha visitado el centro de salud El Naranjo, donde se ha producido la agresión.

El atacante, un hombre de 40 años residente en el municipio y de origen magrebí, entró en el ambulatorio con el hacha escondida debajo de la ropa y fue directamente hacia el mostrador de atención al paciente que está frente a la entrada.

Antes de llegar al mostrador sacó el hacha y golpeó con ella a una enfermera, mientras otras dos mujeres, que estaban detrás del mostrador para atender al público, intentaron refugiarse en un pequeño cuarto situado detrás.

El hombre las ha seguido hasta allí y ha irrumpido en el cuarto, del que una funcionaria que estaba ya en el interior ha logrado escapar ilesa, pero las dos trabajadoras que eran perseguidas han sido atacadas.

El consejero ha detallado que al detenido le correspondía este centro de salud por su residencia, pero los trabajadores han explicado que no le reconocían como un paciente habitual, por lo que rechazan que la agresión se derive de un incidente generado por una mala atención previa.

Un testigo de los hechos, Eliodoro, que ha entrado al centro a las 12.30 porque tenía cita a la una, ha relatado que ha visto cómo un hombre "daba dos hachazos en la cabeza" a dos trabajadoras de Administración, que han intentado resguardarse en un cuarto hasta el que el agresor las ha seguido.

Un trabajador del centro de salud ha comenzado a increparle a gritos y entonces el agresor ha ido corriendo hacia la puerta, donde ha tapado el hacha con una sudadera y ha seguido caminando "tranquilamente".

Varios testigos le han seguido, increpándole, hasta que una patrulla de la Policía Local ha visto la escena y le ha interceptado, en el cruce de las calles Avilés y Galicia, deteniéndole sin que haya opuesto resistencia.

Otra testigo, Diana, ha explicado a la prensa que esperaba con su suegra y su hijo de dos años a ser atendida cuando ha visto que un hombre asestaba hachazos a dos mujeres del mostrador de Administración y luego huía.