La ruina del gimnasio del colegio Miguel Delibes de Móstoles

La ruina del gimnasio del colegio Miguel Delibes de Móstoles

Parte de un falso techo del gimnasio del Colegio Miguel Delibes en Móstoles se derrumbó en plena clase, con unos quince niños, y estuvo a punto de alcanzar al monitor de fútbol. Por fortuna, no hubo ningún herido.

Y no es este el único problema. Malos olores grietas y goteras invaden el gimnasio del colegio, según ha podido comprobar Telemadrid.

Alarma de los padres

Los padres de los alumnos están alarmados. Vienen denunciando el deterioro palmario que sufren las instalaciones sin que nadie ponga remedio ni haga caso de sus protestas.

Su reivindicación la propusieron en los llamados “presupuestos participativos”, pero no tenido ninguna respuesta positiva a sus demandas para arreglar la situación.

Sin las obras prometidas

Les dijeron que no hacía falta porque ya estaba presupuestado para arreglarlo el pasado verano, pero ha pasado el verano, ha comenzado el curso, ha llegado el frío y no ha habido obra.

Con esta situación, los niños hacen ginmasia en la calle, y si llueve se quedan en las aulas. Los padres llevan tres años viendo como la situación empeora y piden que, dado que hay presupuesto para fiestas y eventos, que el ayuntamiento considere que más importante que eso es la salud de los niños.