Una familia denuncia acoso escolar a su hijo en el Colegio Suizo de Madrid

Una familia denuncia acoso escolar a su hijo en el Colegio Suizo de Madrid

Una familia ha presentado una denuncia por acoso escolar a su hijo en el Colegio Suizo de Madrid, donde fue víctima de marginación y agresiones durante dos años sin que la dirección del colegio tomara medidas para impedirlo a pesar de la petición expresa de los padres, que hoy han comparecido en rueda de prensa.

El abogado de la familia, Robinson Guerrero, ha dicho en la misma rueda de prensa que el colegio no ha apoyado las sucesivas reclamaciones de los padres del menor para tratar de solucionar un problema que ha afectado al escolar, ni ha facilitado medidas para investigar los hechos, ni se ha reunido con los padres afectados y se ha limitado "a tapar el asunto".

Guerrero ha añadido que el colegio siempre respondía que actuarían pero sin determinar ninguna línea de actuación concreta y pasaba el tiempo sin solución para el menor, por lo que los padres, al comprobar que no había respuesta, decidieron poner la denuncia de acoso escolar en la Comisaría de Alcobendas.

Los padres han interpuesto otra demanda contra el Colegio Suizo por hacerle un test psicológico al niño con su expresa oposición y han considerado que su hijo fue manipulado en las respuestas del test que no iba dirigido al tema escolar.

"Llegar a la convicción de que tu hijo es acosado es un proceso lento, largo; vas viendo señales poco a poco primero un moratón, luego más grande, luego no quiere ir al colegio, llora", ha dicho el abogado.

El padre del menor ha explicado a los periodistas que el colegio ha rechazado que su hijo sufriera acoso escolar por parte de otros tres alumnos del colegio que le han agredido en más de una ocasión y le han producido hematomas y heridas, con intervención médica en dos ocasiones sin denuncia.

Al principio pensaban que se trataba de peleas de niños, pero alertaron al colegio cuando su hijo llegó un día con una herida grande, pensaron que podía tratarse de acoso y pidieron ayuda al colegio para reunirse con las otras familias, ha dicho el padre, de nacionalidad alemana.

La madre, con lágrimas en los ojos, ha recordado cómo se sentía su hijo, "no quería hablar, sólo quería meterse en el coche y decía que nadie le quiere".

"Está mal, está tocado, porque es un niño alegre, dinámico y le gusta estar con la gente, es muy social y tiene miedo, y está a la defensiva", ha añadido.

Los padres también han presentado una queja ante el Defensor del Menor por acoso escolar desde hace dos años a su hijo de 11 años que ha sido víctima continuada de agresiones físicas y psíquicas, exclusión social, marginación y aislamiento en el Colegio Suizo.

En un escrito a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, exponen que las actuaciones de la dirección del colegio han ido dirigidas a ocultar los hechos.

La Agencia Efe ha querido contrastar los hechos denunciados por esta familia con los responsables del centro escolar, pero la dirección del colegio ha precisado que fijarán su postura en un comunicado que harán público previsiblemente mañana.

El Colegio Suizo fue condenado por el acoso escolar a un niño durante dos años por la Audiencia Provincial de Madrid en 2009.