La médico de familia que atendió a Teresa Romero se querellará contra ella

La médico de Atención Primaria que atendió a la auxiliar de enfermería que superó el ébola, Teresa Romero, en el centro de salud de Alcorcón el pasado 2 de octubre interpondrá contra ella "una demanda de conciliación previa a la querella por injurias y calumnias" y "cuantas actuaciones resulten necesarias".

Así lo anuncia su abogada, Ana Plaza de las Heras, en un comunicado en el que la doctora explica que Teresa Romero no la informó "en modo alguno" durante la consulta "de haber tenido contacto con personas diagnosticadas de ébola".

La médico de familia precisa que Romero acudió a su consulta en el centro de salud Pedro Laín Entralgo de Alcorcón el jueves 2 de octubre, "cuatro días" antes (no seis, según algunas informaciones) de su ingreso en el hospital Carlos III.

Asegura, además, que "no es cierto" que la paciente le comunicara haber tenido un pico de fiebre de hasta 38,7ºC, como ha destacado el comunicado emitido el pasado 25 de noviembre por el despacho de abogados que se encarga de la defensa de Romero.

El escrito de la abogada de la médico de familia -quien desea preservar su identidad y salvaguardar su intimidad- subraya que "Teresa Romero no informó en modo alguno a su doctora de haber tenido contacto con personas diagnosticadas de ébola" y que "así consta" en el historial clínico de la paciente donde quedó registrada la consulta del centro de salud.

Como consecuencia de la no revelación del antecedente de exposición al virus del ébola por parte de Romero, la médico de Atención Primaria le realizó una exploración física "sin ninguna medida de protección y sin utilizar guantes ni mascarilla".

En el comunicado se detalla, además, de que en la tarde del 6 de octubre, una vez que Romero es diagnosticada del virus del Ébola, la doctora "recibió una llamada del servicio de epidemiología" para informarla de que adquiría "la condición de contacto de alto riesgo" tras haber explorado a la auxiliar de enfermería sin medidas de protección.

Como consecuencia de ello, la médico solicitó su ingreso hospitalario "voluntario" para "cortar una eventual cadena de contagio, en régimen de aislamiento estricto", en el Hospital Carlos III hasta completar los 21 días de observación y tras lo que, el 23 de octubre, fue dada de alta sin datos de haber contraído la enfermedad.

La abogada de la doctora subraya que las últimas declaraciones de Romero "a sabiendas de su falsedad en el diario El Mundo" en las que asegura que avisó en el centro de salud de que había cuidado a los misioneros que fallecieron por ébola "constituyen un atentado contra el derecho al honor de su cliente, su fama y dignidad como persona, incluyendo su prestigio profesional".

Entiende por ello que estos hechos son "constitutivos de un delito de injurias y calumnias con publicidad", por lo que anuncia la interposición en los próximos días de una "demanda de conciliación previa a la querella por injurias y calumnias contra Teresa Romero, y cuantas actuaciones resulten necesarias"..

MADRID DA POR CERRADO EL PRIMER CASO DE CONTAGIO DE ÉBOLA FUERA DE ÁFRICA

La Consejería de Sanidad ha dado por cerrado el primer caso de contagio de ébola fuera de África tras el periodo de vigilancia activa de 232 contactos tanto del ámbito sanitario como no sanitario, 15 de ellos de alto riesgo, y ninguno ha presentado síntoma alguno relacionado con la enfermedad.

En un comunicado, el departamento que dirige Javier Rodríguez precisa que el personal del Hospital La Paz-Carlos III que atendió a la auxiliar de enfermería Teresa Romero durante el período que estuvo ingresada con ébola "ha dejado de estar bajo la vigilancia activa" por parte del Servicio de Prevención de Riesgos del hospital a la que han estado sometidos desde el ingreso de la paciente.

Una vez que finalizó el aislamiento de Teresa Romero -el 1 de noviembre-, los trabajadores sanitarios y de limpieza han estado 21 días en vigilancia activa. Así, los controles para el equipo asistencial terminaron el 22 de noviembre; para el personal que entró a realizar la limpieza de la habitación, el día 25; y para el personal de la empresa de biodescontaminación concluyen hoy, 27 de noviembre.

La Consejería de Sanidad recuerda que las medidas de control para la vigilancia activa de los contactos, según el protocolo establecido por el Ministerio de Sanidad, han sido tomar la temperatura corporal dos veces al día y alertar en caso de superar los 37,7 grados.

Explica además que el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales ha realizado "control de sintomatología y revisión con cada trabajador de las medidas de protección mediante un control presencial, así como control telefónico incluidos los días de libranza de los mismos".