La familia de María Piedad confía en que se tendrán en cuenta las nuevas pruebas

La familia de María Piedad, la mujer desaparecida en Boadilla del Monte hace ya 7 años y cuya expareja se suicidó posteriormente, confía en que se reabra el caso.

Ya han presentado las 16 nuevas evidencias ante el Juzgado de instrucción número 5 de Móstoles que cerró el caso en 2014. Están seguros de que podrían dar una vuelta a la investigación para localizar el cuerpo de María Piedad gracias a los datos de su propio equipo de criminólogos. Así lo cree Ricardo García Revuelta, el hermano de María Piedad.