Los exiliados cubanos quieren quedarse en Madrid

Seis disidentes cubanos excarcelados y sus familiares van a presentar un escrito ante el Defensor del Pueblo con el fin de que les dé amparo para poder quedarse en Madrid y no ser trasladados a centros de acogida de otras ciudades españolas.

Este grupo de excarcelados alega que la Constitución Española les reconoce el derecho de poder residir en Madrid y no ser "obligados" a irse a otras ciudades, según uno de estos exiliados, Julio César Gálvez.

Los firmantes, entre los que están Ricardo González, Normando Hernández y Mijaíl Bárzaga, se inclinan por solicitar la condición de refugiado político, al considerar que han sido deportados por el régimen castrista. Estos disidentes rechazan acogerse a la protección internacional asistida, el estatus que les propone el Ministerio del Interior para regularizar su situación.

Esta figura jurídica les permitiría tener permiso de residencia y trabajo en España, poder volver a Cuba con autorización y participar en actividades políticas, lo que no lograrían con el asilo (refugio político).

Se sienten "presionados"

De los veinte opositores cubanos acogidos en España, nueve han optado por marcharse de Madrid. Los destinos escogidos por ahora son Málaga, Cullera (Valencia), Gijón (Asturias), Alicante, Jerez de la Frontera (Cádiz), Sigüenza (Guadalajara) y Chile. También hay familiares que se han ido a Barcelona y La Rioja.

Gálvez ha denunciado que se les está "presionando" para marcharse de la capital a centros de acogida de estas ciudades, cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores, a través del director del Gabinete, Agustín Santos, se comprometió a respetar su voluntad en una reunión celebrada el pasado 22 de julio.

La Cruz Roja, que coordina las tareas de asistencia a los exiliados, les ha explicado que no es posible que continúen en Madrid al no haber plazas vacantes. "Las oportunidades que brinda la capital no las hay en otras ciudades. Esto ocurre en España y en cualquier otro país", ha asegurado Gálvez, quien ha rechazado las propuestas que se le han hecho de ir a Barcelona y Valencia.