Un 93,7% de los estudiantes madrileños aprobaron la Selectividad en junio

El 93,73 por ciento de los jóvenes madrileños que se han presentado este mes de junio a la prueba de acceso a la universidad (PAU) han resultado aptos, lo que supone una mejora de más de punto y medio con respecto al dato registrado el año pasado, cuando aprobó el 92,23 por ciento.

Así lo ha dado a conocer el vicerrector de Docencia y Estudiantes de la Universidad de Alcalá, José Vicente Saz Pérez, en la rueda de prensa de presentación de los resultados de la prueba de este año, a los que se presentó el 99,63 por ciento de los matriculados. No han superado la prueba el 6,32 por ciento de los presentados.

Desglosado en números, había matriculados 26.570 alumnos y se presentaron 26.472 (98 no presentados). De ellos, 24.812 han superado la prueba frente a los 1.674 que no han logrado alcanzar el cinco mínimo exigido.

Han destacado desde la universidad que el número de aprobados "crece cada año paulativamente" y que el índice de aprobados en varones es 0,4 décimas más que entre las mujeres, con un 93,95 por ciento a favor de ellos frente al 93,56 por ciento de aptas.

BLANCA DÍEZ SÁNCHEZ, NÚMERO UNO EN MADRID

"En una nube". Así está Blanca Díez Sánchez desde que esta mañana el director de su instituto, el Colegio Agustiniano de Madrid, le llamó para decirle que ha sacado la mejor nota de la Prueba de Acceso a la Universidad en Madrid, un 9,995 que le llevará a estudiar Medicina, como ha querido siempre.

Tranquila en apariencia, con un vestido de tirantes y una larga melena castaña, Blanca ha recibido a los medios de comunicación en el aula donde ha estudiado el último curso de Bachillerato, explicando el secreto de su nota en los mismos pupitres donde hasta hace unas semanas se preparaba para la selectividad.

"Estoy estupendamente, muy feliz, como en una nube, apenas me lo creo", reconocía Blanca en declaraciones a Efe Televisión poco después de saber que ha tenido la mejor nota de los estudiantes que se han presentado en Madrid.

Una noticia que no se esperaba ella ni tampoco su familia, ya que aunque auguraban un buen resultado dada su trayectoria de sobresalientes y matrículas de honor, no pensaban que fuera a destacar en toda la Comunidad de Madrid.

"Pensaban que tendría una nota que me permitiese entrar en Medicina, pero no que fuera tal alta", insiste.

No se lo podrían creer tampoco sus profesores ni el director del colegio, Manuel Beaumont, que expresaba su "enorme satisfacción y alegría", aunque como sus padres esperaba una gran nota teniendo en cuenta que Blanca tenía un expediente de dieces -"y hasta algún profesor quería ponerle un once"- en todos sus años como alumna de los Agustinianos, donde comenzó a estudiar a los 3.

UN CURSO ESTRESANTE Y AHORA A POR MEDICINA

Reiterando su agradecimiento a los profesores y a su familia -"siempre necesitas tener a una persona detrás, porque por mucho que estudies no vas a conseguirlo sola"-, la estudiante reconocía que el último curso ha sido "estresante", que se le ha pasado "muy rápido", con viaje de estudios de por medio, y que le ha resultado "duro y difícil".

Ahora, y después de celebrarlo con su familia y sus amigos -"aunque no tengo nada pensado", admitía-, Blanca piensa ya en matricularse en Medicina, la carrera que siempre ha querido estudiar aunque no tiene ningún familiar que se dedique a ello.

"Desde pequeña me ha interesado", dice, sobre todo por el trato cercano con los pacientes y también por investigar enfermedades y "casos raros". "Soy curiosa", asegura.

Lo que no tiene claro es la Universidad a la que irá, y duda entre la Complutense o la Autónoma. "Pero Medicina será", zanja.

Mientras mostraba fotografías de un viaje solidario a República Dominicana en el que participó Blanca, el director del centro educativo recordaba que en el curso 2011-12 la alumna -que entonces cursaba 4º de la ESO- recibió el Premio de investigación en historia en el X Certamen de investigación S. Agustín, en el que participan todos los colegios agustinos.

Y este año ha recibido el Premio Extraordinario de Bachillerato, que se le ha concedido por su expediente académico de dieces y matrículas de honor, pero también por su "extraordinaria condición humana", ya que es una alumna muy querida por sus compañeros, siempre dispuesta a ayudar a quienes van algo "más rezagados" y con "disponibilidad total para todo lo que sea solidaridad".

Beaumont asegura orgulloso que cada año hay ocho o diez estudiantes del Colegio que aparecen entre los doscientos alumnos con mejor nota en selectividad, por encima del 9.

Dentro de dos años quizá será Maite (hermana pequeña de Blanca, que este año ha cursado 4º de la ESO), la que atienda a los periodistas al acabar la PAU, ya que, según dicen en el colegio, es "igual de buena o mejor" que su hermana.

EL IES DE EXCELENCIA DEL INSTITUTO SAN MATEO: 8,45 DE MEDIA EN SELECTIVIDAD

El Bachillerato de Excelencia del Instituto San Mateo ha vuelto ser el Instituto con mejor nota media, un 8,45, en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) de toda la Comunidad de Madrid por segundo año consecutivo, según ha informado la Consejería de Educación, Juventud y Deportes. Los alumnos del San Mateo han obtenido una nota media en Selectividad de 8,45, lo que supone un incremento de casi 0,4 puntos con respecto a la calificación de 8,06 que consiguieron el pasado año. En su primera promoción, el San Mateo se convirtió en el Instituto con mejor nota media en Selectividad de la región el año pasado.

La segunda promoción de estudiantes del San Mateo ha mejorado la nota media del centro gracias al avance en sus "altas" calificaciones individuales en la PAU de este año. Un tercio (33%) de los alumnos del Bachillerato de excelencia ha logrado una nota de 9 o superior en selectividad, frente al 14 por ciento que obtuvo la misma calificación en la prueba del año pasado.

De este modo, el cien por cien de los estudiantes del Bachillerato de excelencia del Instituto San Mateo ha superado la selectividad. Del total de 48 alumnos de esta segunda promoción del San Mateo, 31 son hombres y 17 mujeres.

El Bachillerato de Excelencia es una iniciativa educativa pionera de la Comunidad de Madrid que empezó el curso 2011/12 con alumnos brillantes de toda la región en el Instituto San Mateo de la capital. En la actualidad, en el programa del Bachillerato de excelencia cursan sus estudios cerca de 400 alumnos distribuidos entre el San Mateo y Aulas de excelencia ubicadas en ocho institutos de la Comunidad de Madrid.

El Bachillerato de excelencia madrileño tiene como objetivo principal "estimular y potenciar a los alumnos más brillantes de la región, proporcionándoles una preparación más especializada en las distintas materias". El programa va dirigido a los estudiantes que finalizan Educación Secundaria Obligatoria con un buen expediente académico y que deseen cursar el Bachillerato con un alto nivel de exigencia.