Una escultura del Oso y el Madroño en Prosperidad conmemora su 150 aniversario

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha visitado este viernes el barrio madrileño de Prosperidad y ha descubierto una escultura del Oso y el Madroño para conmemorar el 150 aniversario de la creación de Prosperidad como barrio de Chamartín.

La escultura, situada ahora en el centro de la Plaza de Prosperidad, es obra de José Ramón Poblador y estaba alojada en el Museo de la Ciudad, que cerró sus puertas definitivamente el pasado 1 de agosto de 2012.

Botella ha indicado que con esta escultura los vecinos "no olvidarán cuando empezó la historia de su barrio y, de paso, se mejora un espacio público mediante la divulgación de una fecha representativa de la cultura local".

El monumento se compone de dos partes, un pedestal de granito gris y sobre él se encuentra la figura del oso y el madroño esculpido en granito traído desde Sudáfrica, una piedra semipreciosa.

Prosperidad es un barrio situado en la zona noreste de la capital, colindante con el distrito de Salamanca. Se sitúa entre la calle Príncipe de Vergara, Avenida de América, la M-30 y Sánchez Pacheco y es atravesado por la calle López de Hoyos.

Habitantes ilustres del barrio han sido el poeta Gabriel Celaya, el escritor Rafael Sánchez Ferlosio y el ex alcalde y catedrático, Enrique Tierno Galván, quien dio clases en el ya desaparecido Ateneo Politécnico.

A la inauguración del monolito y la visita del mercado de Chamartín acudieron la delegada de Economía y Administración Pública, Concepción Dancausa; el edil presidente del distrito, Luis Miguel Boto; la coordinadora de Empleo, Dolores Flores, así como los ediles de los distritos de Chamberí, Isabel Martínez Cubells, y el de Fuencarral-El Pardo, José Antonio González de la Rosa.

EL MERCADO DE CHAMARTIN CUMPLE 50 AÑOS

Posteriormente, la alcaldesa se ha dirigido al Mercado de Chamartín, que cumple 50 años, donde tras realizar un recorrido por sus instalaciones, el establecimiento le ha entregado una placa conmemorativa en agradecimiento.

Según explica el Mercado en su página web, fue inaugurado el 12 de diciembre de 1962 y está situado en el barrio de Hispanoamérica, concretamente en la confluencia de las calles Bolivia y Potosí, con entrada desde ambas calles.

Se trata de una edificación de aspecto trapezoidal, que se desarrolla en tres niveles con una superficie aproximada de 1.575 metros cuadrados cada planta, las dos superiores dedicadas a la actividad comercial.

El de Chamartín es un mercado que aúna tradición, calidad y delicatessen, unas bazas que permiten, en palabras de Botella, que "el pequeño comercio siga latente en la ciudad y en concreto, en el distrito de Chamartín".

Desde fruta, pescado y carne, hasta tiendas de moda, y puntos de venta como Delicatessen Peña, La Ruta de las Especias, Raza Nostra (carnes con raza), el mercado cuenta con 72 puestos, 62 en su interior y 10 en el exterior.