Las entradas del Arena se recontarán para detectar las falsas y estimar lo recaudado

El juez Eduardo López Palop y los abogados personados en el 'caso Madrid Arena' recontarán el próximo lunes de nuevo las entradas contenidas en las ocho urnas halladas en un pabellón satélite al principal en aras a detectar los tickets falsificados y duplicados, así como realizar una estimación de lo recaudado esa noche por el promotor Miguel Angel Flores.

Así lo ha anunciado el abogado de la familia de Belén Langdon, Abdón Núñez, tras concluir la declaración de un cabo del distrito de Moncloa-Aravaca. Según el letrado, este agente municipal ha confirmado la versión de otros de sus compañeros acerca de que esa noche se "improvisó" un dispositivo de doce agentes para cubrir la fiesta del Madrid Arena.

Por su parte, el abogado del Ayuntamiento de Madrid, Luis Rodríguez Ramos, ha insistido en la idea de que se "está perdiendo el tiempo en la instrucción" con las declaraciones policiales y ha asegurado que este cabo "cumplió órdenes".

"Dice que él llegó y que no sabía nada del operativo, pero eso lo tendría que saber su jefa desde el día 29 de octubre", ha destacado el letrado. Su jefa era Cándida Jiménez, la responsable del operativo policial. Jiménez volverá a declarar en las próximas semanas.

16.781 ENTRADAS VENDIDAS

En cuanto a las entradas, las partes ya procedieron el pasado noviembre al recuento en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La diligencia concluyó que contenían un total de 16.781 entradas vendidas, un 58 por ciento más del aforo permitido.

De esta forma, los 16.781 tickets recontados superaba con creces el aforo permitido de 10.600 asistentes en dicho recinto y las 9.650 entradas que Miguel Angel Flores, propietario de Diviertt, la empresa encargada de la fiesta, aseguró haber vendido en sedes policial y judicial. Flores manifestó también que se emitieron 17.500 entradas y que se podrían haber colado cerca de 4.000 personas que provenían del botellón que se celebró en las afueras del recinto.

Sobre el nuevo recuento, que tendrá lugar en el Juzgado, el abogado ha señalado que se quiere "identificar el importe de las entradas, ya que hay variaciones, con la finalidad de realizar una estimación de lo recaudado. Además, se quiere comprobar si había entradas falsificadas y duplicadas a través de la numeración.

Además, el letrado ha discrepado de los resultados del informe de la Policía Científica sobre el aforo que apunta que se vendieron 4.800 entradas menos de las recontadas por el juez, según publicó El Mundo el pasado lunes.