Los empresarios del ocio nocturno se unifican para luchar contra la ley antitabaco y el botellón

63nochemadrid_2010106V0.wmv

Las dos asociaciones de empresarios de ocio nocturno de la Comunidad se funden en una sola que se denominará Noche Madrid, para denunciar con más fuerza su situación. Sus principales problemas son el botellón y la ley antitabaco. Para minimizar el impacto de esta Ley, han propuesto al Congreso una nueva fórmula: que se permita instalar cabinas para fumar en los locales de ocio, como sucede en los aeropuertos.

Han valorado en 550 millones de euros las pérdidas que sufrirán cuando la ley entre en vigor, a lo que hay que sumar el 22% de pérdidas de ventas entre 2007 y 2010 debido a la crisis.

Así lo ha explicado el vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno, Noche Madrid, Dionisio Lara, durante la presentación de la misma en la sede de la patronal madrileña, en la que también han participado su presidente, Pedro Serrano, y el vicepresidente segundo, Tito Pajares.

Noche Madrid nace de la unión de la Asociación de Salas de Fiesta y Discotecas de la Comunidad de Madrid, Asfydis, y la Asociación de Empresarios por la Calidad del Ocio, ECO, agrupando a los 350 mayores locales de ocio nocturno, de los 4.754 que hay en la región.

El objetivo de la plataforma es aunar la representación del sector y que se reconozca su relevancia social y económica, ya que la suma de los locales de ocio nocturno y los restaurantes que abren por la noche cifran 15.000 empresas que dan empleo a 75.000 trabajadores y facturan más de 5.500 millones de euros, lo que supone el 3 por ciento del PIB regional.

El vicepresidente primero de Noche Madrid, Dionisio Lara, ha explicado que entre 2007 y 2010 las ventas en estos locales han descendido debido a la crisis un 22 por ciento, lo que supone 1.100 millones de euros, ya que "aunque la gente se resiste a dejar de salir, consume menos".

Noche Madrid ha subrayado que cada fin de semana salen por la noche 700.000 ciudadanos en la Comunidad, de los que casi 200.000 son turistas, y el 76 por ciento de los madrileños consume ocio nocturno con mayor o menor frecuencia.

Los representantes de Noche Madrid han incidido en que "hay complejos sobre la noche que hay que superar" y han criticado que las administraciones "fundamentalmente por desconocimiento, no crean un marco jurídico claro" que beneficie al sector.

En este sentido han demandado "menos leyes pero más claras, y que se cumplan", y que se tramiten las 80.000 sanciones que están pendientes en este momento.