Los emprendedores aplauden la reducción de trámites burocráticos con la liberalización de horarios

Abrir un negocio en Madrid será cuestión de voluntad. La liberalización de horarios que prepara el ejecutivo regional, incluye resolver decenas de trámites con una declaración de confianza. Permitirá abrir nuevos negocios sin apenas trámites burocráticos. Los futuros empresarios aplauden una medida que no tiene precedentes.

La reacción en una de las zonas más comerciales de Madrid, la calle Princesa, es buena. Algunos emprendedores tardan hasta dos años de farragoso trámites para conseguir la licencia de apertura, la ampliación de un establecimiento o el cambio de titularidad de una tienda. Muchos comerciantes creen que la licencia exprés servirá para revitalizar la creación de empleo y de nuevos negocios.

Los que se animan a crear un negocio tienen que pasar un periodo en el que su día a día se convierte en un constante ir y venir a las distintas administraciones. Es el caso de Mari Ángeles. Se pasa la mañana rodeada de papeles del negocio, un pub irlándés que ha abierto en Fuenlabrada. Un carrusel de permisos, licencias y contratos de suministros. "A la hora de agilizar los trámites, he tenido que contratar a una persona porque si tienes que estar pendiente de todo, no te da tiempo a ocuparte del negocio", asegura esta joven emprendedora. "Teníamos previsto abrir en junio y al final con todo el lío de los papeles tuvimos que abrir en noviembre" asegura Vanessa, la propietaria de una tienda para niños cercana.