Los embalses siguen perdiendo agua por la sequía y ya están al 58%

Los embalses de la región se encuentran este sábado al 58,8 por ciento de su capacidad y 556 hectómetros cúbicos de agua, es decir, 20 menos y tres puntos porcentuales menos que hace sólo diez días, según datos del Canal de Isabel II.

Además, debido a la pertinaz sequía de este año, las reservas de agua son menores que las del año pasado por estas fechas, ya que los embalses madrileños estaban al 72 por ciento y 684,4 hectómetros cúbicos. La media histórica por estas fechas es de 586 hectómetros, el 62 por ciento.

Por ello, el Canal de Isabel II recuerda que es necesario continuar realizando un "uso eficiente" del agua, a la espera de que lleguen las precipitaciones en los próximos meses.

A día de hoy, el pantano que más agua lleva es el del Atazar, con 279 hectómetros cúbicos (65%), Valmayor, con 84 hectómetros (67%) y Santillana (47%). Los que menos son los de Navalmedio, con 0,82 hectómetros (46%), Los Morales, con 0,88 hectómetros (37%) y La Jarosa, con 3,3 (46%). En porcentaje, el más vacío es el del Vado, que está al 15 por ciento (8,6 hm3); mientras que el más lleno es el de Valmayor.

AÑO HIDROLOGICO

En el año hidrológico 2016-2017 que se cerró el sábado pasado, 30 de septiembre, el máximo de agua almacenada en los 14 embalses que opera la empresa pública madrileña se alcanzó el 2 de abril, con 777 hectómetros cúbicos embalsados. A partir de esa fecha, el volumen almacenado ha ido descendiendo. En 2016, sin embargo, el descenso se inició más tarde, a principios del mes de junio.

En el año hidrológico que acaba de terminar, las aportaciones de los ríos han sido sustancialmente inferiores a las del ejercicio anterior y han pasado de 650 a 455 hectómetros cúbicos.

A esto se le suma un aumento en el consumo de agua en la región, que ha crecido cerca de un 2 por ciento respecto al año anterior, hasta alcanzar los 498,8 hectómetros cúbicos. Esto supone que, de media, cada día se han consumido 1.360 millones de litros. Durante los meses de marzo, abril y mayo, el consumo se disparó y llegó a ser casi un 9 por ciento más alto que el del año anterior.

La evolución tanto del consumo como de las aportaciones llevó a la empresa pública a lanzar una campaña de concienciación a principios del mes de julio.

Según los datos de Canal de Isabel II, desde que se inició la campaña se ha atemperado la tendencia al alza del consumo. Así, en el mes de julio, el consumo se mantuvo prácticamente igual que el año anterior mientras en septiembre ya era un 3,7 por ciento inferior al registrado en 2016.