Los embalses de la Comunidad están todavía al 85,32%

Los embalses de Madrid están al 90% de su capacidad tras las lluvias
Los embalses de Madrid están al 90% de su capacidad tras las lluvias |Archivo

Las reservas de agua almacenadas en los embalses gestionados por Canal de Isabel II están a día de hoy al 85,32 por ciento de su capacidad total, un 1,58 puntos menos que el 31 de julio, y acumulan un total 804,988 hectómetros cúbicos de agua.

Los pantanos de la región estaban hace uno año al 67 por ciento, con 635 hectómetros cúbicos de agua, aproximadamente. En cambio, el 1 de agosto del año pasado de 2016 estaban de media al 83,76 por ciento, con 888 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el pantano que más volumen de agua embalsada tiene es el Villar, que se encuentra al 95,20 por ciento de su capacidad. Le siguen Atazar (95%), Pedrezuela (90%), Santillana (83,70%), Valmayor (83,20%), Puentes Viejas (81,10%), La Aceña (78,70%) y Riosequillo (71%).

Los embalses que menos agua acumulan son Pinilla (68,50%) Navacerrada (66,90%), La Jarosa (65,40%), Navalmedio (53,80%) y El Vado (48,90%).

Según la empresa pública de aguas, la situación hidrológica en la Comunidad de Madrid es buenas tras un inicio de año con valores por muy por debajo de la media debido a la importante sequía sufrida el años pasados. Los meses de marzo y abril, ambos con precipitaciones muy superiores a las de la media histórica, hicieron subir los niveles de los embalses, y han seguido haciéndolo hasta el 15 de junio.

Con ello, y gracias a las aportaciones recibidas especialmente durante los meses de marzo y abril, las aportaciones recogidas desde el inicio del año hidrológico, el 1 de octubre, se sitúan en el entorno de la media histórica, y los embalses, que llegaron a estar a finales de febrero 18 puntos por debajo de los valores medios, alrededor del 50 por ciento de su capacidad máxima, están ahora muy por encima de la media.

Además, tras un comienzo de año hidrológico con un consumo acumulado de agua que llegó a ser, en noviembre, un 5,1 por ciento más alto que el año anterior, el dato se ha recuperado y desde febrero es, cada mes, menor que el mismo periodo del año anterior.

Así, desde enero los madrileños han consumido 273,9 hectómetros cúbicos de agua, un 6,2 por ciento menos que en 2017, y el consumo acumulado en la Comunidad desde el arranque del año hidrológico, el pasado 1 de octubre, es también un 3,1 por ciento inferior al del anterior.

En concreto, en el recién finalizado mes de julio los madrileños consumieron 50,7 hectómetros cúbicos de agua: es un 2,1 por ciento menos que el año pasado, y, además, el consumo más bajo para un mes de julio que se registra desde hace 20 años. Las aportaciones a los embalses en el pasado mes de julio fueron de 12 hectómetros cúbicos.

El acumulado desde el inicio del año hidrológico continúa estando ligeramente por debajo de la media: desde octubre, ha llegado hasta los embalses 699,6 hectómetros cúbicos de agua frente a los 744,3 de la media histórica, pero son valores que se sitúan dentro de la normalidad, ya que son solo un 6 por ciento inferiores a la media, mientras que a finales de febrero estaban un 72,4 por ciento por debajo.