Una discusión de tráfico pudo causar la muerte del joven de 'Sanse'

Los tres detenidos por su supuesta implicación la muerte de un joven argentino de 21 años en San Sebastián de los Reyes por dos heridas incisivas de arma blanca no tenía relación con la víctima y todo indica que la agresión se produjo por una discusión de tráfico, ha informado en rueda de prensa el inspector jefe del Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional, Enrique Reales.

Los hechos se remontan a la noche del pasado día 10, cuando el joven paseaba junto a su pareja a la altura del número 12 del paseo de Europa.

Según las investigaciones policiales, al parecer, la víctima increpó a la furgoneta en la que viajaban los acusados, de origen español y con vínculos familiares, porque casi atropellan a la pareja cuando cruzaban la vía, aunque no se descartan otras posibilidades.

Tras ello, dos individuos se bajaron del vehículo y golpearon a la víctima con una barra de hierro en la cabeza y luego propiciaron dos puñaladas por la espalda.

A partir de ese momento empieza una carrera "contrarreloj" de los agentes para localizar, identificar y detener a los participantes y gracias a los datos aportados por testigos consiguen identificar al menos a dos de las tres personas que viajaban en la furgoneta.

Finalmente, y gracias a la colaboración de diferentes cuerpos policiales, interceptaron en Salamanca entre cinco personas que viajaban en coches diferentes al implicado en el delito y detuvieron a tres de ellos: dos por supuesta autoría y otro por encubrimiento. Estas personas trataban de huir desde España hasta Portugal.

Tras las pesquisas, los agentes localizaron este lunes en una finca del municipio madrileño de Chinchón la furgoneta que ocupaban los autores durante la muerte del joven y no encontraron ningún arma en su interior que pudiera estar relacionada con el crimen. El vehículo, que analiza la Policía Científica, es propiedad del entorno familiar de los detenidos, que no viven lejos de la zona donde se produjeron los hechos.

En las labores de investigación policial y de detención de los supuestos autores han colaborado Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional, unidades de Alcobendas y de la provincia de Salamanca, así como la Policía Científica, entre otros.

La Policía continúa investigando los hechos y las labores de atestado las lleva el Juzgado número 3 de Alcobendas.

Algunos de los detenidos tienen antecedentes, pero "no son relevantes" en este caso, según fuentes policiales.

Finalmente, el inspector jefe del Grupo V de homicidios ha agradecido el comportamiento de los padres de la víctima. En un principio, la familia apuntó a una posible venganza con el dueño de una discoteca donde habría trabajado el joven y con el que había tenido problemas para cobrar su sueldo.