La dirección de Metro niega una merma en la seguridad o conexión entre accidentes

Metro Madrid
Metro Madrid |Telemadrid

Los máximos responsables de Metro de Madrid han asegurado este lunes que el plan de ahorro no ha mermado la seguridad ni el mantenimiento de los trenes, que se producen menos accidentes que en otros suburbanos del mundo y que los tres siniestros que se produjeron en agosto no tienen conexión entre sí.

La comisión de investigación creada en la Asamblea de Madrid para analizar los tres accidentes de agosto -que se saldaron con tres muertos y dos decenas de heridos leves- ha arrancado hoy con las comparecencias, entre otros, del consejero delegado de Metro, Ignacio González Velayos, y del secretario general de la empresa, Miguel Nieto. Una comisión a la que, como habían anunciado, no han asistido ni el PSM ni IU, al entender ambos que el "rodillo" del PP ha impedido muchas comparecencias e información solicitadas por la oposición, lo que convierte la comisión en una "pantomima".

Ha abierto las comparecencias González Velayos, quien ha indicado que pese a la reducción de costes no se ha mermado la calidad en seguridad y mantenimiento en Metro, y ha garantizado que todos los trenes que circulan cumplen "en plazo, cantidad y calidad" con la normativa de mantenimiento. González Velayos ha señalado que los accidentes que tuvieron lugar en agosto "son mínimos" si se compara con los que tienen lugar en otros metros como el de Londres, el de París o el de Nueva York, y ha argumentado que "frente a 15 salidas de vía que hubo en 2011, este año, hasta septiembre, ha habido 6".

Tras indicar que la edad media del material móvil de Metro es de once años -"la mitad de la media de otros metros como Berlín, Londres o Nueva York"-, ha remarcado que en los últimos años el gasto mantenimiento de Metro ha experimentado un incremento "significativo", tanto en material como en infraestructura, y que también han aumentado las horas de mantenimiento anual por coche, pasando de 350 horas por año en 2010 a 375 horas por año en 2012. Por su parte, Miguel Nieto ha negado "rotundamente" que exista alguna conexión entre los tres siniestros ocurridos el mes de agosto en el suburbano, ya que uno fue motivado por la actuación de un empleado, otro fue un accidente laboral y el tercero un incidente de explotación.

Así, ha recordado que el siniestro de las cocheras de Loranca (en el que murió un empleado de Metro y una trabajadora de su hogar, y resultaron heridos varios familiares del mismo) se debió a la actuación de dicho empleado, ajena al servicio de la empresa. Y no tiene nada que ver, ha continuado, con el accidente laboral de MetroSur (en el que murió electrocutado un hombre de una empresa contratada para realizar obras) o con el choque de un tren con la topera en la estación de Príncipe Pío (que se saldó con dos decenas de heridos leves).

La directora general de Trabajo de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura, Mar Alarcón Castellanos, se ha referido específicamente durante su intervención al accidente laboral de MetroSur, en el que falleció electrocutado un trabajador de la empresa AZVI que realizaba obras de impermeabilización y drenaje en la plataforma de la vía.

Alarcón ha afirmado que en las visitas que se realizaron al lugar tras el siniestro se detectaron deficiencias en el material utilizado por los trabajadores que podrían haber tenido relación con el accidente, como "desperfectos" en dos mangueras eléctricas que estaban cubiertos simplemente con cinta aislante.

Por ello, para Alarcón la responsabilidad de este siniestro recae en la empresa contratada para realizar estas obras, ya que es la que debería haber garantizado el buen estado de todos los equipos y su correcta reparación.

EL SUBURBANO DE LORANCA ESTABA HABILITADO PARA CONDUCIRLO

Ya por la tarde, el director general de Explotación Ferroviaria de Metro de Madrid, Carlos Cuadrado, ha asegurado que el mando del suburbano que iba con su mujer, su hijo y otra menor en la cabina del tren siniestrado en los depósitos de Loranca estaba "habilitado" para conducirlo y que aún no saben la causas del accidente.

Tras recalcar que los tres accidentes ocurridos en Metro de Madrid en el mes de agosto "no tienen ningún tipo de vinculación" entre si, Cuadrado ha señalado que el tren accidentado en las cocheras de Loranca, que estaba "apto" para llevar viajeros, no volverá a circular hasta que no se sepan las causas, "que se están analizando" sin que haya aún "conclusiones definitivas".

También ha indicado que "todavía no se sabe con certeza" las causas del accidente en el Ramal àpera-Príncipe Pío.

El subdirector de Seguridad y Protección Civil de Metro de Madrid, Francisco Javier García-Cadiñanos, que ha comparecido a continuación, ha indicado que el mando de Metro que se accidentó con su familia y una acompañante menor de edad en los depósitos de Loranca era "el responsable directo" de la "visita". "Según la normativa, toda visita debe estar bajo tutela de un empleado de Metro, que será el responsable de ella a todos los efectos", ha explicado García Cadiñanos.