Un día con las focas, los osos y los leones marinos

Focas, osos y leones marinos resultan animales simpáticos. Sin embargo son más cabezotas de lo que parecen, según dicen sus cuidadores. Manejar a estos grandes mamíferos, que a veces sobrepasan los trescientos cincuenta kilos, es complicado. En Faunia está una de las instalaciones más grandes de Europa para estos animales. En total viven 13 ejemplares. Además del espectáculo que protagonizan los fines de semana, a diario, escolares de colegios madrileños participan en una actividad en la que interactúan con los pinnípedos y aprenden algunos de sus secretos. Los niños pueden tocarlos e interactuar con ellos, comprobando por ejemplo como han aprendido a reciclar y son capaces de arrojar los residuos en el contenedor correspondiente. Pero sin duda lo más llamativo es ver como siguen las órdenes de sus entrenadoras. Ana Miñano nos ha explicado que gracias a los entrenamientos se hace mucho más fácil el manejo de estos animales ,"echarles un colirio, sacarles una astilla o hacerles una ecografía era un mundo.... había que vaciar la piscina, sacarles con una redes, anestesiarles....". Ella y sus compañeros simplemente con un movimiento imperceptible de la mano, una caricia, o varios pitidos de un silbato, hacen que los animales obedezcan. "A veces son muy cabezotas" reconocen, "sobre todo los que están en plena adolescencia", en esas ocasiones comentan, que hay que postpones la actividad a otro día.