Dos detenidos por robar tiendas de bicicletas en Las Rozas y Colmenar

Guardia Civil
Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres de 30 y 28 años, ambos con un amplio historial delictivo, acusados de robos por la técnica del butrón, consistente en hacer un boquete en la pared, en tiendas de bicicletas de Las Rozas, Colmenar Viejo y Guadalajara.

Detenidos dos butroneros 'pillados' por las cámaras de tiendas de Las Rozas y Colmenar Viejo

Los arrestados, de nacionalidad española, cuentan con más de 40 detenciones y ya han pasado a disposición judicial, ha informado este miércoles la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Se les imputan tres robos con fuerza perpetrados en tiendas especializadas en bicicletas en esos tres lugares, a las que accedían practicando una entrada desde los locales anexos.

Operación Cykel

La denominada operación Cykel se inició tras un robo en Colmenar Viejo en el que los objetos sustraídos fueron avaluados en 120.000 euros y en el que se descubrió un agujero practicado en la tienda colindante.

Los investigadores centraron sus esfuerzos en localizar a delincuentes con antecedentes por robos con fuerza perpetrados con esta técnica y cercaron a un grupo procedente del barrio de Orcasitas que ya había sido detenido con anterioridad.

Una de las bicicletas sustraídas fue encontrada en una tienda de reparaciones especializada de Guadarrama. Con estos datos, los agentes identificaron a las personas que habían realizado la venta del artículo, pertenecientes al mismo grupo delictivo que actuaba desde Orcasitas, donde fueron localizados y detenidos.

Venta de segunda mano

Para sus desplazamientos utilizaban vehículos que previamente habían robado y que eran abandonados una vez logrado su objetivo. Seleccionaban tiendas que contaran con un local contiguo vacío, con la finalidad de poder trabajar durante la noche para hacer el butrón, desconectando las alarmas y arramplando con todo el material que pudieran cargar.

La venta de los efectos robados la hacían a través de contactos, ofertando a sus conocidos el material a un precio muy inferior al que tienen en el mercado, quedando ellos en persona con los interesados y entregando la bicicleta una vez se realizaba el cobro.