Dos de los detenidos por sabotaje en Metro pasan este sábado a disposición judicial

Dos de las tres personas detenidas ayer por los sabotajes del Metro del día anterior han dormido esta noche en la comisaría de Moratalaz de la Brigada de Información de la Policía Nacional y previsiblemente lo harán una noche más para pasar mañana sábado a disposición del Juzgado de Guardia de Plaza de Castilla, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Se trata de D.O.P. y Fermín N.M, de 32 y 30 años, una pareja de nacionalidad española. Están acusados de los delitos de desórdenes públicos y amenazas tras supuestamente accionar los frenos de emergencia de varios trenes del suburbano sin causa justificada.

Por otro lado, el tercer detenido, William Andrés C.O., un fotógrafo de 24 años de origen ecuatoriano y nacionalidad española, está acusado de los mismos delitos. Sin embargo, fue la primera detención realizada y las diligencias y la actuación de su abogado fueron más rápidas.

Fue puesto en libertad a las 20 horas de ayer, tras permanecer nueve detenido, según indicó el propio arrestado en su cuenta de Twitter. Sin embargo, según fuentes jurídicas, Willian está en libertad con cargos, por lo que tendrá que responder ante el juez de las mismas acusaciones cuando tenga a bien llamarle a declarar.

Por otra parte, la investigación policial sigue adelante y no se descartan más detenciones. "Me gustaría que se detuviera a todos los implicados y confío y deseo que así seas. Es una acción grave porque estamos hablando de sanciones administrativas y también de un delito penal tipificado por el Código Penal", señaló ayer, en declaraciones a Europa Press, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

De las averiguaciones se está encargando un equipo entero del Grupo XXI la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los investigadores están analizando las cámaras de vigilancia del suburbano para identificar a los responsables de los altercados.

AGUIRRE SUBRAYA QUE LOS SABOTEADORES QUERÍAN "FOLLÓN"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado hoy que los activistas que accionaron la alarma en trece convoyes de Metro el miércoles pasado buscaban "follón" y ha respaldado a su vicepresidente, Ignacio González, que ayer vinculó ese incidente a la "kale borroka".

En Alcobendas, donde ha inaugurado un centro de salud, Aguirre ha reivindicado su "sangre vasca" para afirmar que "kale borroka" significa "follón callejero".

"A lo mejor se equivocaron, porque fue en el metro, pero el follón era lo que estaban buscando", ha asegurado la presidenta madrileña, quien ha dicho no entender las protestas por el aumento de tarifas del transporte público madrileño, que entran en vigor el 1 de mayo.

Ha reiterado que el billete sencillo, que oscilará entre 1,5 y dos euros "es el más barato del mundo" y ha apuntado que le encantaría que el servicio fuera gratis, pero no es posible.

Sobre esa protesta, que causó retrasos de varios minutos en el servicio del suburbano madrileño, ha señalado que han supuesto la pérdida de 2.000 horas de trabajo y ha lamentado el hecho de que España esté transmitiendo a Europa la imagen de "gente en la calle haciendo algaradas y altercados".

"No es manera de salir de la crisis las algaradas ni sabotajes al transporte público, que es lo que se les ocurre a los llamados indignados", ha agregado la presidenta madrileña.

GÓMEZ CONDENA EL SABOTAJE DEL METRO

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, se ha reunido esta mañana con todos los dirigentes de su partido en Madrid para establecer la estrategia de su partido en los proximos meses. Y ha sido en este encuentro donde ha hecho referencia a los saboteadores del metro.

Gómez también ha criticado que la acción del PP desde que accedió al Gobierno "se caracteriza por cinco grandes mentiras" como son la subida de impuestos, el abaratamiento del despido, el haber tocado las pensiones, referirse a la herencia recibida y recortar en sanidad y educación.

"Pero no basta con denunciar. Ante medidas duras hacen falta respuestas duras y contundentes, como la ILP contra el copago sanitario", ha señalado y ha destacado que van a "defender que los pensionistas no tengan que pagar por sus medicamentos, porque es un derecho" y "el PP no hace otra cosa que hacer retroceder en derechos a los ciudadanos y a los pensionistas".

Así, ha explicado que van a hacer algunas campañas que ahora pondrán en marcha ya que tienen todas las direcciones locales del PSM a pleno funcionamiento. Una, contra la "privatización" del Canal de Isabel II; otra, contra la "subida brutal del transporte público en la Comunidad" y otra, contra el copago sanitario. Además, van a llevar a todos los territorios asambleas vecinales para explicar que van a suponer PGE que quiere aprobar el gobierno de Rajoy.