Seis detenidos y 16 policías heridos tras los graves disturbios en Lavapiés

Seis personas de nacionalidad española han sido detenidas, 14 policías nacionales han resultado heridos leves y numerosos destrozos en las calles de Lavapiés es el balance registrado, tras los graves disturbios producidos anoche en protesta por la muerte de Mmame M., un mantero senegalés que murió de un paro cardíaco durante un control policial.

La misma fuente ha añadido que durante las protestas, que se desarrollaron entre las 20.50 horas del jueves y la 01.30 horas de esta madrugada, se han ocasionado una auténtica batalla campal con numerosos destrozos como los sufridos por tres sucursales bancarias, a las que algunas personas han accedido al interior y robado monitores y diverso material.

También, durante las protestas se han plantado barricadas, producido incendios en contenedores y mobiliario urbano. Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han tenido que sofocar las llamas provocadas en dos inmuebles situados en las calles de Mesón de Paredes y Argumosa.

El portavoz ha referido que durante la protesta han actuado varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial y de la de Prevención y Reacción. Los sucesos han tenido lugar tras un control de la policía municipal contra el top manta en el barrio de Lavapiés de Madrid.

QUEMA DE CONTENEDORES, ÁRBOLES Y MOBILIARIO URBANO

Los protagonistas de esta protesta quemaron bolsas de basura a la entrada de la boca del Metro de Lavapiés, lo que obligó a los vigilantes de seguridad a retener a los viajeros que se apeaban en esta parada durante unos minutos. Cuando los pasajeros salieron a la plaza, observaron diversos focos, así como la llegada de varias furgonetas de las Unidades de Intervención Policial, los antidisturbios- para controlar la situación.

A su vez se cortó al tráfico la calle Valencia, que une la Ronda de Atocha con la plaza de Lavapiés, donde ayer murió de un paro cardiaco el joven senegalés, que estaba vendiendo perfumes.

En las calles que confluyen en la Plaza de Lavapiés había contenedores volcados y diversos desperfectos ocasionados por la protesta. Además, en la calle Argumosa, varios encapuchados arrancaban señalización viaria y quemaron árboles de la vía, mientras los vecinos reclamaban a gritos la presencia de los bomberos y arrojaban agua para sofocar las llamas.

LA ALCALDESA INVESTIGARÁ LO OCURRIDO

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lamentado la muerte del senegalés Mmame M., ocurrida en el barrio de Lavapiés al sufrir un paro cardiaco cuando escapaba de un control policial contra el top manta, y ha asegurado que se investigará "a fondo" lo ocurrido y se actuará "en consecuencia".

Por su parte, el grupo socialista del Ayuntamiento de Madrid ha señalado, también a través de Twitter, que lamenta "profundamente la muerte del ciudadano senegalés en Lavapies" y ha hecho un llamamiento "a la serenidad y a la confianza en el buen hacer y la profesionalidad de Policía Municipal, Bomberos y Samur". También Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento madrileño, ha señalado que: "Una noche como hoy los madrileños tenemos mucho que agradecer a la policía de Madrid, a Bomberos de Madrid, y a la policía por su trabajo y profesionalidad en El Barrio de Lavapiés".

La Junta de Portavoces del distrito Centro ha decidido, asimismo, suspender el Pleno correspondiente al mes de marzo, a raíz de los hechos acaecidos esta tarde en Lavapiés, mientras el servicio de emergencias de Cruz Roja ha estado pidiendo a los vecinos del barrio, a través de las redes sociales, que permanecieran en sus domicilios "ante los disturbios que se están produciendo en la zona".