Al menos, 25 detenidos en una operación contra el blanqueo de capitales en Madrid

Almenos, 25 detenidos en una operación contra el blanqueo de capitales en Madrid

Un matrimonio chino instalado en la localidad madrileña de Tres Cantos dirigía en España la trama china desmantelada hoy que defraudó a la hacienda pública más de 14 millones de euros y movió otros 300 millones para blanquear, tanto activos propios como de empresarios a los que cobraba comisión. Así lo ha manifestado a los periodistas el comandante e la Guardia Civil Antonio Balas, jefe del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado, quien ha resaltado que hasta el momento se ha detenido a 25 personas en la operación Snake contra esa red.

Una operación en la que, según han dicho a Efe fuentes de la investigación, se han incautado varios cientos de miles de euros, aunque no se ha finalizado el recuento.

Desarrollada en Madrid, Barcelona y Valencia, los agentes de la UCO tienen previsto detener a 32 personas e imputar a otras 47, así como llevar entre hoy y mañana alrededor de 65 registros, algunos de ellos en talleres textiles clandestinos, donde jóvenes chinos eran explotados laboralmente.

A los detenidos, la mayoría chinos pero también hay españoles, se les imputa delitos de blanqueo de capitales, contra la hacienda pública, contra los derechos de los trabajadores, contrabando, pertenencia a organización criminal y falsedad documental.

Una zona en la que están actuando la UCO es el polígono Cobo Calleja en Fuenlabrada (Madrid), aunque también se han llevado a cabo registros domiciliarios en distritos de la capital como Vallecas y Usera.

UN MATRIMONIO CHINO DIRIGÍA LA RED DESDE TRES CANTOS

Según ha explicado Balas, la jefatura de la trama estaba en China, pero contaba en España con dos cabecillas, un matrimonio de esa nacionalidad residente en Tres Cantos que ha sido detenido.

Un español experto en trámites aduaneros asesoraba a la trama china desmantelada.

La red contaba asimismo con varios miembros que colocaban la mercancía, en muchos casos prendas falsificadas, a un precio más bajo que el resto, lo que daba lugar a una competencia desleal y a un fraude a la hacienda pública que en el último año puede cifrarse en 14 millones de euros.

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han mantenido una estrecha vigilancia a esta red que, debido a ello, derivaba la mercancía a otros puertos de la Unión Europea, aunque finalmente la organización se las ingeniaba para que finalmente llegara a España.

Según fuentes de la investigación la red defraudó en 2013 un total de 14 millones de euros solo en IVA (unos dos tercios del total) y aranceles (el tercio restante), aunque todavía falta por concretar cuánto pudo suponer en Impuesto de Sociedades.

La operación esta siendo desarrollada conjuntamente por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria. Además del amplio despliegue de agentes de la UCO, la Agencia Tributaria ha dispuesto de 83 funcionarios para esta operación, 40 de ellos del Servicio de Vigilancia Aduanera de Madrid, Valencia, Barcelona y los servicios centrales, y 43 de Inspección, tanto de la oficina central de investigación contra el fraude como de las inspecciones regionales en esas provincias.